Gobierno alemán condena ataque a cementerio islámico en Renania

El político del Partido Socialdemócrata Frank Schwabe, quien fue designado como Representante de Libertad de Religión y Creencias Mundial del gobierno alemán, mostró reacción al ataque al cementerio musulmán en Iserlohn.

Schwabe compartió en su cuenta de la red social Twitter:

“El Islam pertenece a Alemania. Es una oportunidad para que los musulmanes sean parte de nuestro país en la vida o en la muerte. Aquellos que no respetan los cementerios son islamófobos y racistas. Debemos estar juntos”.

Schwabe también hizo un comunicado escrito sobre su nombramiento como Responsable de la Libertad de Religión y Creencias,

“Pertenecer a una religión y una cosmovisión es para muchas personas una parte inseperable de su identidad y conecta a las personas entre las naciones. La limitación de la libertad de conciencia y creencias experimenta un terrible Renacimiento. No podemos admitirlo. Se debe permitir que todos los actores y grupos religiosos pacíficos practiquen su religión voluntariamente. Haré todo lo que esté a mi alcance para lograrlo”.

En la ciudad de Iserlohn, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, una persona o personas no identificadas rompieron las lápidas de turcos y musulmanes y dañaron las tumbas en el cementerio musulmán en la víspera de Año Nuevo.