Charles Michel propone crear un Instituto Europeo de formación de imames

Una semana después de los atentados de Viena, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, rindió homenaje a las víctimas el lunes 9 de noviembre junto al canciller austriaco, Sebastian Kurz.

“Un acto terrorista es un acto que tiene como objetivo destruir vidas, pero que también tiene como objetivo socavar los valores fundamentales que son la base del proyecto europeo. Estos valores de la democracia, estos valores de la libertad, la libertad de conciencia, la libertad de religión, la libertad de expresión, que son las claves en el arranque de este proyecto europeo ”, declaró.

En esta ocasión, el ex primer ministro belga se declaró ante la prensa en favor de la creación de un “Instituto Europeo para la formación de imanes”, citando este como uno de los “ejemplos de los temas sobre los que debemos tratar de actuar para mejorar nuestra capacidad de reducir esta amenaza terrorista”.

Rechazar cualquier laxitud en la lucha contra el terrorismo

“Es muy importante ser firme en esto. Creo, por ejemplo, que a nivel europeo deberíamos tener debates relacionados con la idea que se planteó hace algún tiempo de crear un Instituto Europeo para la formación de imanes, para asegurar que este mensaje de tolerancia y de apertura se puede transmitir a nivel europeo”, afirmó, sin dar detalles de tal proyecto pero otorgándole una gran “importancia para combatir las ideologías extremistas, extremismo violento, mensajes de odio y mensajes de rechazo que alimentan esta acción terrorista”.

Charles Michel también pidió a los líderes europeos que se “movilicen” en el marco de la financiación. “Cuando hay financiamiento externo que apoya a organizaciones movilizadas para generar odio, rechazo y extremismo violento, me parece que tenemos que arremangarnos para tomar medidas efectivas y óptimas para tratar de actuar en este tema”, dijo.

“Consideramos que esta amenaza terrorista es una amenaza fundamental y muy grave contra los valores en los que se basa el proyecto europeo. Estos son valores a los que nos aferramos y no pretendemos mostrar debilidad o ser laxos”, concluyó el presidente del Consejo Europeo.