El castellano, ¿Debe ser necesario en las mezquitas?