El Islam y los animales

El islam y los animales (L´islam et des animaux) es una obra colectiva liderada por el sociólogo Omero Marongiu-Perria, que aboga “por una teología animal musulmana”, que trata, en particular, de “colaborar con los animales y no explotarlos más”.

“No es la menor de las paradojas de las sociedades musulmanas contemporáneas que tengan acceso a una enseñanza ética y ecológica muy rica a través de sus textos religiosos (Corán, Hadith), pero la ignoren con demasiada frecuencia a diario, o incluso la contradigan. El tono lo marca el prefacio del libro firmado por el gran especialista francés en sufismo, Eric Geoffroy, quien subraya “la gran consideración de la que gozó el animal en la ciencia islámica de los primeros siglos”.

Sin embargo, con el tiempo, “la mayoría de los teólogos musulmanes han cambiado la responsabilidad humana (taklif) hacia otros reinos, y en particular hacia el animal, para favorecer la subyugación de este último al hombre (taskbir), con el pretexto de su misión como “representante de Dios en la tierra”. El resultado ahora es obvio”.

Más allá de una (interesante) revisión de las contribuciones teológicas o legales sobre el estatus de los animales en el islam, el libro explora temas muy actuales gracias a contribuciones de calidad sobre los derechos de los animales, el papel del sacrificio ritual durante Eid al Adha, el sacrificio halal o el vegetarianismo y veganismo en el Islam, todos los cuales están muy alejados de las ideas preconcebidas.

Allí se desarrollan profundas reflexiones en la continuidad, en palabras de Omero-Marongiu-Perria de una “teología colaborativa” dirigida a los seres humanos para “renovar su mirada sobre el mundo y sobre la forma en que interactúan con él”. Un libro imprescindible que contribuye a “devolver a los musulmanes el lugar de actores comprometidos con la causa animal, que nunca debieron abandonar”.

¿Quién, entre los musulmanes contemporáneos, sabe que los animales comparten el rûh, el espíritu de Dios con los humanos? ¿Y que resucitarán? ¿Quién, entre nuestros contemporáneos, sabe que el genio premoderno, árabe y musulmán, Ibn Jaldun (m. 1406) evoca la continuidad de la larga cadena de la vida que va de los minerales a los humanos? El sufí Ibn Arabi (m. 1240) cita, entre sus maestros espirituales, a animales (caballo, gato, abeja … e incluso el perro) y, para él, cada especie o comunidad animal tiene santos dentro de sí.

Además del análisis de contribuciones teológicas, legales o místicas antiguas sobre el estado de los animales, este trabajo explora temas de gran actualidad: ¿Cuál es el estado del sacrificio de animales durante Eid el Kébir? ¿Qué es halal con respecto al animal: se reduce a la forma ritualista en que se sacrifica al animal o implica una ética que protege al animal durante toda su vida?