Sura Al-Ijlas, una descripción de Dios

La Sura 112. Al-Ijlas (La Fe Pura) (en árabe: سورة الإخلاص, en español: Sinceridad ) es una Sura Mecana (revelada antes de la Emigración del Profeta (PBD) a Medina), y normalmente es recitada por los musulmanes en las oraciones diarias después de recitar la Sura Al-Fatiha. El contenido de esta sura se refiere a la Unicidad de Dios, explicada en tan sólo cuatro breves aleyas; y es por ello que también se ha llamado Sura al-Tauhid (Monoteísmo).

Contenido de la Sura:

La sura realiza una descripción de Dios, El Altísimo en Su Esencia Única, sin asociarle nada en Su Esencia, ni en Sus Atributo, ni en Su Obra. Las cuatro aleyas de esta Sura aluden a estos temas principales:

La unicidad de Dios.

La eternidad de Dios.

Que Dios no ha engendrado ni ha sido engendrado.

Que Dios no tiene pares y semejantes.

“(Muhammad), di: ‘Él es el único Dios'», dice el primer verso. La palabra “Ahad” en este verso significa un Dhat (esencia) que no es contable ni aumenta. Esto sólo se usa para describir a Dios.

Otro atributo de Dios se menciona en el versículo 2: “Allah es Aquel de Quien todos dependen”. La palabra Samad en este verso significa aquel que no necesita a nadie, pero de quien todos necesitan y de quien dependen. Sólo Dios tiene tal atributo.

En el tercer versículo leemos: “Él ni engendra ni fue engendrado”. Nacer y dar a luz no van de la mano con los atributos de Ahad y Samad.

En el último versículo se reitera que no hay nadie igual o similar a Dios.

“No hay nadie igual a Él”.

Según este versículo, nadie es igual a Dios en esencia, atributos o habilidades. Si alguien fuera similar a Dios en atributos y habilidades, no necesitaría a Dios, pero según el atributo Samad, todos los seres necesitan y dependen de Dios.

FuenteIQNA
Artículo anteriorMusulmanes de Algeciras envían ayuda a Marruecos tras el terremoto
Artículo siguienteEl futbolista Ashraf Hakimi dona sangre para las víctimas del terremoto de Marruecos