El islam y la lucha contra el analfabetismo

La erradicación del analfabetismo en todos los pueblos es el primer paso hacia la civilización y el progreso ¡Un pueblo cuyos miembros son completamente analfabetos es un pueblo sin una misión de existencia! Un pueblo que no puede alcanzar lo que otros, sobre todo si está afiliado al islam, que promovió la educación, es una nación mediocre. El Todopoderoso dijo: “Hemos hecho de vosotros una comunidad moderada, para que seáis testigos entre la gente y el Mensajero sea testigo entre vosotros”

Algunas personas no se preocupan por este tema de la alfabetización, a pesar de que el tema del analfabetismo se ha convertido en un problema fundamental para todos los pueblos de la tierra. De hecho, el nivel de desarrollo humano siempre se mide por el número de personas que saben leer y escribir.

La Organización Árabe para la Educación, la Cultura y la Ciencia (ALECSO) indicó que el número de analfabetos en el mundo árabe alcanzó los setenta millones, advirtiendo que este porcentaje es casi el doble del promedio mundial (1).

La primera persona que se dio cuenta de la necesidad de educar a los analfabetos fue el Profeta (PB) que subrayó la importancia de este tema. Estaba construyendo una nación y había varias cosas con las que podía empezar, pero una de las cosas más importantes con las que comenzó es la educación. Él (PB) emigró de La Meca a Medina. La gente de Medina trabajaba principalmente en la agricultura, y los que sabían escribir eran menos que en La Meca, ya que los mecanos se dedicaban al comercio y usaban más la escritura.

Cuando un número de politeístas de La Meca fueron capturados después de la victoria en la Batalla de Badr, el Profeta (PB) anunció que aquel que enseñara a diez residentes de Medina a escribir y leer sería puesto en libertad. Porque cuando uno saca al otro del analfabetismo y de la ignorancia, lo libera. El que enseña a las personas las libera, y el que las mantiene en la ignorancia las deja en un lugar indigno para ellas y su humanidad.

En el Musnad del Imam Ahmad con la autoridad de Ibn Abbas y Shuaib Al-Arnaut se dice: “Había algunos de los prisioneros en el día de Badr que no tenían a quien pagara un rescate por ellos, por lo que el Mensajero de Dios (PB) les invitó a enseñar a los hijos de los Ansar (habitantes de Medina) a escribir (como medio para su liberación).” (2) Zaid bin Thabit (ra) estuvo entre los que aprendieron a leer y escribir de manos de los prisioneros de Badr (3).

Así vimos que el Profeta (PB) quiso erradicar el analfabetismo de la vida de los musulmanes. El musulmán, como el resto de seres humanos, está esperando grandes cosas, y el analfabetismo lo restringe y le impide cumplir con sus objetivos. El verdadero proyecto de cambio es el que construye el ser humano, y el proyecto islámico ha buscado desde sus albores construir al ser humano por medio del conocimiento.

El islam fue la primera religión que luchó contra el analfabetismo y la ignorancia, promovió la educación y elevó el estatus de la ciencia y su gente. Los primeros versos que le fueron revelados al Profeta (PB) elogiaban la lectura y la pluma: “Recita en el nombre de tu Señor, el Cual ha creado. Ha creado al ser humano a partir de algo que está suspendido. Recita. Tu Señor es el Más Generoso. Es Quien ha enseñado por medio de la escritura. Ha enseñado al ser humano lo que éste no conocía” (96:1-5). Así, “el buscar el conocimiento es una obligación para todo musulmán” (4).

Notas:

(1) Jumaa Hiyazi, Analfabetismo: exacerbación del problema y fracaso de las soluciones, página 17.
(2) Musnad del Imam Ahmad, Musnad de Abdullah bin Abbas.
(3) Al-Suhaili, Al-Rawd Al-Anf, 5/167, I/Al-Risala.
(4) Sunan Ibn Mayah, capítulo sobre los méritos de los sabios.

FuenteMohamed Ahmed Qandil
Artículo anteriorCardenal del Vaticano escribe libro para ayudar a los cristianos a descubrir la belleza del Corán
Artículo siguienteLa fuerte subida de los precios de la energía podría cerrar la Mezquita de Birmingham