¿Cómo se recopiló el Corán?

El Sagrado Corán fue revelado al Profeta Muhammad (PB) en partes durante 23 años. Habiendo recibido una revelación, él ordenaba escribirla inmediatamente.

La primera persona que escribió el Corán en La Meca fue Abdulá bin Saad. En Medina, este honor fue otorgado a Ubayy bin Kaab. Entre los que escribieron las revelaciones se encontraban, entre otros, Zubair bin al Awam, Janzal bin ar Rabi, Shurahbil bin Hasan, Abdalá bin Rawaha y otros. En total, el Corán fue escrito a partir de las palabras del Profeta (PB) por alrededor de cuarenta de sus compañeros.

Durante la vida del Profeta Muhammad (PB), los versos del Corán fueron escritos en hojas de palmera datilera, piedras planas, trozos de piel, etc. El Profeta (PB) explicó en qué sura y dónde exactamente deben inscribirse los versos revelados. El escriba se lo leía al Profeta y, bajo su guía, este corregía los errores, si los había.

Para garantizar la seguridad del Corán, el Profeta (PB) animó a los Compañeros a memorizarlo. Muchos musulmanes se sabían todo el Corán de memoria.

El Corán fue escrito en su totalidad durante la vida del Profeta (PB). Esto se evidencia en muchos hadices. Por ejemplo, en un conocido mensaje del Profeta (PB) a Amr ibn Hamzu se dice: “Que nadie toque el Corán, excepto el que ha realizado una purificación religiosa” (Malik, Nasai). Estas y otras historias similares confirman la presencia entre los Compañeros en la época del Profeta (PB) de un Corán escrito en muchas copias. Gracias a esto, en la era del Profeta (PB) el Corán ha sido honrado con una preservación completa en ambos sentidos: preservación en el corazón y preservación en la escritura.

Sin embargo, aún no se había recopilado en un solo libro. Esto no se hizo debido a muchas circunstancias.

En primer lugar, en la era del Profeta Muhammad (PB) no había necesidad de reunir el Corán en un solo libro. La necesidad surgió durante el reinado de Uzmán, que recopiló el Corán en un solo libro e hizo copias de él. En ese momento, muchos compañeros que habían aprendido el Corán estaban falleciendo y era preciso que hubiera una versión fidedigna del Libro.

En segundo lugar, el Corán no se envió por completo de una sola vez, sino que, por el contrario, el envío de las revelaciones duró 23 años.