Mujeres musulmanas reviven la tradición de recitación del Corán en público

Aprender a convertirse en qari (o qari’ah para las mujeres), una hábil recitadora del Corán, el libro sagrado para los musulmanes, no es fácil. Se necesitan años o incluso décadas de práctica y disciplina para dominar la recitación y pronunciación adecuadas conocidas como tajwid.

Para Madinah Javed, de 25 años, licenciada en derecho y activista de Glasgow, Escocia, su viaje para convertirse en qari’ah comenzó desde una edad temprana cuando su madre asistía a clases de tajwid mientras vivían en Qatar. Cuando era pequeña, se sentaba en sus clases y absorbía lo que escuchaba.

Unas dos décadas de formación más tarde, la Catedral de Santa María en Glasgow invitó a Javed en 2017 a recitar una parte del Corán y compartir la historia de María y Jesús como invitada a su servicio cristiano.

La audiencia quedó conmovida por su recitación melódica y fue un momento de orgullo para Javed. Pero cuando publicó el video de su recitación en línea, no esperaba encontrarse con una gran reacción de la extrema derecha en todo el mundo.

Durante meses fue blanco de mensajes de odio y amenazas, tanto que quiso desaparecer y cambiar de nombre. La policía tenía registrado su número de teléfono, de modo que si llamaba llegaban de inmediato.

Durante todo el calvario, la comunidad musulmana permaneció en silencio, ya que las mujeres suelen ser rechazadas en muchas comunidades del Reino Unido cuando recitan el Corán en público.

Era algo que nunca tuvo sentido para Javed, ya que creía que el enfoque debería estar en el significado de la recitación, en lugar del género, el color o la vestimenta del recitador.

Pero más tarde, Javed se dio cuenta de que, después de todo, había un lado positivo.

Después de ver su recitación en línea, muchas mujeres musulmanas escribieron a Javed, diciendo que estaban inspiradas, ya que era la primera vez en sus vidas que escuchaban a una mujer recitar el Corán en público.

En muchos países de mayoría musulmana como Argelia, Nigeria, Malasia, Indonesia y Bosnia y Herzegovina, es común que las mujeres reciten el Corán en espacios públicos para que lo escuchen tanto hombres como mujeres.

Pero en algunas comunidades musulmanas de Occidente, algunos opinan que las mujeres no pueden recitar para audiencias que incluyen a hombres, ya que ven la voz de la mujer como “awrah”, como parte de lo que debería cubrirse.

Al darse cuenta de que la mayoría de los hombres publicaban sus recitaciones en línea en este lado del mundo, Javed lanzó su campaña #FemaleReciters ese año, con el objetivo de alentar a las niñas y mujeres musulmanas a compartir sus recitaciones en línea, para crear conciencia y ayudar a revivir la tradición sagrada de la recitación del Corán.

Buscar el hashtag en Twitter, Instagram o TikTok ahora revela una colección de recitaciones del Corán de mujeres y niñas de todo el mundo, que antes no estaba disponible.

“Concentré toda mi energía y pasión en crear algo hermoso. Me di cuenta de que no había otras recitadoras aquí y que había roto un techo de cristal”, dijo Javed a Al Jazeera.

“Así que mi activismo con las recitadoras femeninas comenzó a rehabilitar la recitación del Corán femenina. Y esta hermosa comunidad de mujeres recitadoras comenzó en línea de manera muy natural. Mi visión era que sería un lugar para que todas las mujeres compartieran sus recitaciones a fin de revivir nuestra sagrada tradición juntas, como hermanas”.