kaaba

Un pequeño edificio en forma cúbica ubicado en La Meca y conocido como la Kaaba, no se compara en altura con los rascacielos, pero su influencia en la historia de la humanidad es incalculable. Cada día, los ojos de cientos de millones de musulmanes se vuelven hacia este edificio, considerado como La Casa de Dios, en el tiempo de las oraciones.

¿Cuándo fue construida la Kaaba y cuantas veces fue reconstruida?

Dios dice en el Sagrado Corán:

“Y (recuerda) cuando dispusimos para Abraham el emplazamiento de La Casa: «No asocies nada a Mí y purifica Mi Casa para los que dan vueltas alrededor de ella, para los que permanecen en pie (rezando) y para los que se inclinan y prosternan.”

(22:26)

La Kaaba fue construida por el Profeta Ibrahim (Abraham) (P).

Se dice que cuando el Todopoderoso ordenó a Ibrahim construir la Kaaba, él no sabía donde hacerlo y entonces Dios envió al profeta un viento, en otras versiones una nube, que le indicó el lugar exacto de la construcción.

La Kaaba fue reconstruida por el Quraish en los tiempos de la Yahiliya (Ignorancia)

Concretamente 15 años antes del inicio de la revelación al Profeta Muhammad (P). Debido a una súbita inundación, la Kaaba resultó dañada en sus muros y se hicieron necesarias las reparaciones. El propio Muhammad (P), que entonces era un joven, tomó parte en esta reconstrucción. El Quraish accedió a que ella fuera reparada con los fondos procedentes de actividades lícitas. Sin embargo, dado que ellos no eran suficientes, fue necesario limitar el tamaño del edificio en uno de los lados y el espacio creado se llamó Hiyra Ismail.

Cuando llegó el momento de la instalación de la Piedra Negra, surgió una disputa entre los Quraish, que aumentó más y más cada día. Cada uno de los clanes quería instalar esta piedra preciosa y todos juraron que estaban dispuestos a sacrificarse por ello. Pero al final, todos estuvieron de acuerdo con la decisión de hacer lo que dijera el que por primera vez entrara en el templo por la puerta. Cuando Muhammad (PB) fue el primero en entrar, todos expresaron su confianza en él.

Muhammad (PB) extendió su túnica en el suelo y puso la Piedra Negra sobre ella, y ordenó a un anciano de cada uno de los clanes que levantara uno de los bordes y, así, todos juntos recogieron la Piedra y la llevaran a la Kaaba. Luego, Muhammad (PB) con sus benditas manos estableció su lugar.

La Kaaba fue reconstruida por tercera vez en los tiempos del Compañero del Profeta Abdullah ibn al Zubair (que Dios esté complacido con él).

Durante uno de los conflictos militares, la Kaaba fue severamente destruida. Al Zubair se dirigió a los musulmanes para pedirles consejo sobre cómo hacer con la Kaaba: demoler y reconstruir totalmente el edificio o restaurarlo. Ellos le respondieron: “Queremos que mantengas la Casa, junto a la cual todos aceptamos el Islam”. Al Zubair dijo que consultaría con Dios a través de la oración de istihara y haría lo que le mostrara el Señor.

Tres días después, la Kaaba fue rodeada con mantos para ocultar el trabajo de reconstrucción a la gente, y comenzó una revisión completa del edificio. En poco tiempo, la Kaaba fue reconstruida en las dimensiones que el propio Profeta deseaba: la longitud del edificio se extendió en 6 codos, incluyendo el Hiyra de Ismail, y también se instalaron dos puertas.

Después de que Abdullah ibn Zubair cayera como shahid (mártir)

La Kaaba fue reconstruida por cuarta vez. Al Hayyay preguntó en una carta al califa gobernante Abdul Malik ibn Marwan cómo realizar la renovación de la Kaaba, que había sido reconstruida por Ibn Zubair. La carta de respuesta contenía instrucciones para reconstruir el edificio. Esta decisión fue justificada por el deseo de borrar de la historia el nombre de Al Zubair, que se había rebelado contra los califas. El califa creía que dejar la Kaaba en la manera que estaba haría que él fuera recordado.

Cuando el gobernante Abdul Malik ibn Maruan llegó a Meca para realizar la Peregrinación Menor (Umrah) y escuchó el hadiz que señalaba que el propio Profeta (PB) deseaba que la Kaaba permaneciera en la forma en que Abdullah ibn Zubair la reconstruyera, se arrepintió de sus acciones.

Posteriormente, cuando el califa Harun al Rashid manifestó que deseaba reconstruir la Kaaba nuevamente en la misma forma en que lo hizo Abdullah ibn Zubair y se dirigió a Adam Malik Ibn Anas para pedirle consejo, recibió la siguiente respuesta: “En el nombre de Dios, no hagas de la Kaaba un lugar para los juegos de los gobernantes, porque entonces el respeto por este lugar desaparecerá de los corazones de las personas”. Desde entonces, la Kaaba se mantiene sin cambios hasta el día de hoy.

En la actualidad, la altura de la Kaaba es de 12,05 metros, el área interna del edificio es de 13 x 9 m, y el ancho de las paredes es de 1 metro. El piso dentro de la Kaaba es 2,2 metros más alto que el lugar donde se lleva a cabo el tawaf.

¿Sabes qué hay dentro de la Kaaba?

kaaba dentro

En estos días, los musulmanes realizan los ritos del Hayy, la Peregrinación a La Meca y Medina. Uno de los rituales del Hayy se realiza en la Kaaba, el templo más venerado de la tierra. Exteriormente, es una estructura de forma cúbica, pero ¿sabemos cómo se ve la Kaaba desde adentro?

No mucha gente conoce el interior de la Kaaba. El techo se apoya sobre tres columnas. Cada columna lleva el nombre de uno de los ángeles principales. En la parte superior de las columnas hay una viga transversal, en la que cuelgan varias lámparas de iluminación.

Entre las columnas, frente a la puerta principal, hay una mesa de incienso de madera. En los cajones de la mesa, se almacenan aceite para lámparas, cables de repuesto para Kiswa (manto negro que cubre la Kaaba) y otros accesorios.

Las losas de piedra son muy duras y no se pueden rayar. Una placa, mihrab, ubicada en la pared directamente opuesta a la entrada, destaca sobre las demás. Es de color rojizo con esquinas redondeadas. El mihrab está protegido porque el Profeta Muhammad (PB) rezó frente a él.

Existen placas con los nombres de los gobernantes que han participado en la construcción o reparación de la Kaaba en las paredes internas.

A la derecha de la entrada a la Kaaba hay una puerta dorada llamada “Puerta del Arrepentimiento” (Bab at Tauba). A través de ella se accede a las escaleras que conducen al techo de la Kaaba.