¿Qué es el Salat (oración)?

Salat es el nombre árabe para la oración, que constituye uno de los cinco pilares fundamentales del Islam, el segundo para ser precisos, por detrás de la profesión de fe y precediendo a los otros tres: la limosna, el ayuno durante el Ramadán y la peregrinación a la ciudad santa de La Meca.

El practicante ha de proceder a rezar limpio de cuerpo y vestido, por lo que realizará abluciones antes de proceder a orar, acto que llevará a cabo sobre una alfombra y orientado hacia la Kaaba de La Meca.

La primera oración del día, al amanecer, se llama Fajr.  Duhr es el rezo del mediodía; Asr, el de media tarde; Maghreb coincide con el crepúsculo e Icha con la llegada de la noche. 

Estos cinco momentos obligatorios de oración determinan el ritmo de la jornada de todo musulmán, que los podrá realizar tanto de forma individual, allá donde se encuentre al llegar la hora de cada uno, como de forma congregacional, modalidad preferible y que tiene lugar en una mezquita bajo la dirección de un imam, quien no es un sacerdote ni nada por el estilo, sino tan sólo una persona docta elegida por la congregación. En el Islam el vínculo entre los fieles y Dios es directo.

En España se calcula que hay viviendo cerca de dos millones de musulmanes, del total de 1.500 millones de seguidores de esta religión que se estima existen en el mundo. En Madrid es donde se encuentra la mayor mezquita del país: conocida como la Mezquita de la M30, fue inaugurada el 21 de septiembre de 1992 y su interior está inspirado en el de la Alhambra de Granada.

Para un musulmán la oración es el camino a través del cual se acerca a Allah. Es tarea del almuecín, desde el minarete de la mezquita, convocar a la oración, de viva voz, las cinco veces preceptivas diarias que se ha de rezar. Cada oración no dura más que unos pocos minutos y consiste en una serie de recitaciones rituales y postraciones.