El aceite de oliva, producto favorito del Profeta Muhammad (PB), ayuda a las funciones cognitivas

Investigadores de la Universidad Aristóteles de Tesalónica y la Asociación Griega de la Enfermedad de Alzheimer estudiaron en detalle el efecto del aceite de oliva en la función cognitiva del hombre.

Durante doce meses, los científicos observaron a tres grupos de personas. Cada uno de ellos tenía una dieta especial. El primer grupo siguió la “dieta mediterránea”, el segundo grupo consumió 50 ml de aceite de oliva sin refinar al día y los participantes del tercer grupo tomaron 50 ml de aceite de oliva refinado con un contenido reducido de polifenoles todos los días.

Como resultado, los expertos encontraron que las personas que consumen aceite de oliva sin refinar mejoraron los marcadores de Alzheimer y demencia. El primer grupo, que no consumía aceite diariamente, tuvo un peor desempeño.

El experimento mostró que el aceite de oliva sin refinar con un alto contenido de polifenoles se puede utilizar como agente terapéutico en personas mayores con deficiencias leves de la memoria, que son la primera etapa de la enfermedad de Alzheimer.

El aceite de oliva se usa ampliamente en la medicina del Profeta (PB). El Mensajero de Dios (PB) dijo: “Toma aceite de oliva y frótalo en el cuerpo, porque este árbol es sagrado”. (Narrado por At Tirmidhi e Ibn Mayah).