Arabia Saudí pide a los musulmanes que retrasen sus planes para el Hayy

Un ministro saudí pidió a más de un millón de musulmanes que pretenden viajar este año a los lugares más sagrados del islam que retrasen sus planes

Un ministro saudí pidió a más de un millón de musulmanes que pretenden viajar este año a los lugares más sagrados del islam que retrasen sus planes debido a la pandemia del nuevo coronavirus, en declaraciones publicadas el miércoles que sugerían la posibilidad de que se cancelara el peregrinaje.

El reino saudí tomó en febrero la extraordinaria decisión de cerrar a los extranjeros los lugares sagrados de La Meca y Medina, una medida que no se tomó ni siquiera durante la epidemia de gripe de 1918 que mató a decenas de millones de personas en todo el mundo.

Las restricciones se han endurecido en el reino, que ha confirmado 1.500 casos confirmados del nuevo virus. El país ha reportado 10 muertes por ahora. Oriente Medio tiene más de 71.000 casos confirmados del virus y más de 3.300 muertos.

Arabia Saudí prohibió la entrada o salida de tres grandes ciudades, incluidas La Meca y Medina, e impuesto un toque de queda nocturno en el país. Como otros países de todo el mundo y de la región, Arabia Saudí ha suspendido todos los vuelos comerciales.

“El reino de Arabia Saudí está preparado para garantizar la seguridad de todos los musulmanes y ciudadanos”, dijo a la televisora estatal el ministro saudí de Hayy y Umrah, Muhammad Saleh bin Taher Banten.

“Por eso hemos solicitado a todos los musulmanes de todo el mundo que esperen a firmar cualquier acuerdo (con agencias de viajes) hasta que tengamos una imagen clara”.

El ministro habló el martes por la noche en la Gran Mezquita de La Meca, que normalmente atrae a miles de fieles día y noche para rezar. El martes sólo se oía el sonido de los grillos.

Hasta dos millones de musulmanes hacen cada año el Hayy, un peregrinaje físicamente exigente y a menudo costoso que congrega a fieles de todo el mundo.