Coronavirus: ¿Cómo reemplazar a la oración del viernes?

En el Islam, la oración del viernes solo se puede realizar en grupo en la mezquita después de escuchar una predicación del imam (jutba)

Con el establecimiento del confinamiento en España, las mezquitas del país han cerrado y ya no ofrecen la organización de oraciones diarias y oraciones del viernes.

En el Islam, la oración del viernes, obligatoria para los hombres, solo se puede realizar en grupo en la mezquita después de escuchar una predicación del imam (jutba).

Cuando una persona no puede realizarla, esta oración se reemplaza tradicionalmente por la oración del mediodía (dhuhr), que consta no de dos sino de cuatro ciclos de oración (rak’at). El encierro obliga y, dada la imposibilidad de realizar la oración del viernes, la oración del dhur debe realizarse en casa.

Algunos pocos musulmanes se han estado preguntando si puede realizarse la oración del viernes (de dos ciclos) después de haber seguido la prédica de un imam en las redes sociales. La respuesta a tal cuestión es negativa.

Según la gran mayoría de los teólogos musulmanes, “debido a que la situación lo requiere, los fieles involucrados reemplazarán la oración del viernes por una oración individual de dhuhr” en el caso de una cancelación de la primera. Además, ninguno de los países del mundo musulmán que están tan preocupados como España (por la pandemia de Covid-19), han optado por otro tipo de sustitución.

Larabi Becheri, decano del Instituto Europeo de Ciencias Humanas (IESH) en Château-Chinon, Francia, señala que la oración del viernes es “una reunión física, con una orientación única del grupo, que debe permanecer en la mezquita”.

Todo esto no está reñido con el hecho de que los imames y líderes religiosos lleven a cabo una producción regular de grabaciones de audio o vídeo para su distribución en las redes sociales con el fin de ayudar a sus fieles a superar la restricción del encierro, que es necesaria para la protección de todos.