Una du´a (súplica) contra el coronavirus

coronavirus

El Profeta (PB) dijo: “Hay una cura para cada enfermedad, y si la medicina y la enfermedad se corresponden, entonces, con el permiso de Dios, vendrá la recuperación”. (Imam Muslim).

Uso de medicinas y confianza en Dios

El Profeta Muhammad (PB) aconsejó usar los remedios conocidos en ese momento, cuyas propiedades útiles fueron confirmadas posteriormente por la ciencia.

Otros profetas también fueron tratados con las medicinas de la época y animaron a tener confianza en Dios para obtener una recuperación.

En el libro “Kimiyayi saadat”, el Imam Al Gazali escribió:

“En una ocasión, cuando el Profeta Musa (Moisés) (P) cayó enfermo, se negó a tomar medicamentos, diciendo: “Dios me curará, incluso sin medicinas. Sin embargo, el Todopoderoso le dijo: “Si no comienzas a tomar medicinas, no te concederé la curación”. Musa (P) comenzó entonces a usar medicinas y pronto se recuperó. Pero no dejó de interesarse por la razón de esto. Y el Señor le dijo: “¿De verdad quieres cambiar mi orden natural con tu esperanza? ¿Quién le da a las medicinas la capacidad de influir en la enfermedad? Yo soy el Creador de esta capacidad”.

De este modo, en el Islam se establece que el paciente enfermo debe ir al médico y utilizar medicinas. Sin embargo, debe saber que la cura no procede del médico o de las medicinas en sí mismos, sino del orden natural que Dios ha creado, incluyendo el efecto que las sustancias naturales y químicas tienen sobre el cuerpo. El Sagrado Corán dice:

“Confiad en Dios si sois creyentes” (5:23)

Por lo tanto, los creyentes se vuelven con sus súplicas y oraciones hacia el Todopoderoso, buscando la protección y curación de Él.

La Du´a (Súplica) contra las enfermedades

Se dice en un hadiz que el Profeta Muhammad (PB) pronunció la siguiente oración:

اللَّهُمَّ إِنِّي أَعُوذُ بِكَ مِنَ الْبَرَصِ وَالْجُنُونِ وَالْجُذَامِ وَمِنْ سَيِّئِ الْأَسْقَامِ

“Allahumma inni auudhu bika mina-l-baras wal yunuuni wal-yudhaami wa min saiyi-l asqaam”.

“O Al-lah, verdaderamente recurro a Tu protección contra la lepra, la locura y las malas enfermedades”

(Abu Daud y Al Nasai)

Los modernos teólogos, comentando el hadiz, señalan que las malas enfermedades (sayyi al asqaam) incluyen a las modernas enfermedades que resultan difíciles de curar (cáncer, SIDA y el coronavirus).

Esta du´a debe ser leída una vez por la mañana y otra al atardecer.