Súplicas del Profeta (PB) para los tiempos de desgracia y dificultades

El Profeta Muhammad (PB) vivió situaciones de desgracia e infortunio como cualquier ser humano. En esos momentos él recitaba una serie de súplicas

29

¿El Mensajero de Dios (PB) vivió situaciones difíciles? Por supuesto, él sufrió desgracias e infortunios que eran difíciles de soportar y superar para una persona común. ¿Cómo reaccionó el Profeta (PB) a lo que sucedió y qué súplicas dirigió al Todopoderoso?

إِنَّا للهِ وَإِنَا إِلَـيْهِ راجِعُونَ ، اللَّهُـمَّ اْجُـرْنِي فِي مُصِـيبَتِي ، وَاخْلُـفْ لِي خَيْـراً مِنْـهَا

Significado: “¡En verdad, pertenecemos a Al-lah y volveremos a Él! ¡Oh Al-lah, recompénsame por mi desgracia y reemplázala con algo mejor!”

El Profeta (PB) dijo que cualquier persona que sufra una desgracia y lea esta oración, el Señor seguramente lo recompensará por esta desgracia y la reemplazará por algo mejor”. (Imam Ahmad).

لَّا إِلَٰهَ إِلَّا أَنتَ سُبْحَانَكَ إِنِّي كُنتُ مِنَ الظَّالِمِينَ

“No hay nada ni nadie digno de adoración sino Tú! ¡Gloria a Ti! En verdad, fui uno de los opresores”.

El Mensajero de Dios (PB) dijo que esta oración procedía del Profeta Yunus (Jonás), que pronunció mientras estaba en el vientre de la ballena, y a cualquier cosa que el musulmán pida a través de esta oración, se le dará una respuesta (Imam Al Tirmidhi).

اللَّهُـمَّ رَحْمَتَـكَ أَرْجُـوفَلَا تَكِلْـنِي إِلَى نَفْـسِي طَـرْفَةَ عَـيْنٍ ، وَأَصْلِـحْ لِي شَأْنـِي كُلَّـهُ لَا إِلَهَ إِلَّا أنْـت

“¡Oh Al-lah ! Espero tu misericordia. No me entregues a mi alma, ni siquiera durante un abrir y cerrar de ojos. ¡Corrige mi situación, porque no hay nada ni nadie digno de adoración, excepto Tú”.

El Profeta Muhammad (PB) recomendó a los que estaban tristes leer esta oración (Imam Abu Daúd).

يَا حَيُّ يَا قَيُّومُ بِرَحْمَتِكَ أستَغِيثُ

“¡Oh Viviente! ¡Oh Todopoderoso! Por Tu Misericordia busco ayuda”.

Se informa que el Profeta (PB) recitaba esta oración cuando algo lo deprimía (Imam At Tirmidhi).