Ramadán en el centro de trabajo: ¿Cuáles son mis derechos?

Los musulmanes tienen derecho a salir una hora antes del trabajo durante Ramadán siempre y cuando exista un acuerdo con el empleador.

91

El artículo 12.1 del Acuerdo de Cooperación entre el Estado Español y la Comisión Islámica de España dice:

“Los miembros de las Comunidades Islámicas pertenecientes a la Comisión Islámica de España que lo deseen, podrán solicitar la interrupción de su trabajo los viernes de cada semana, día de rezo colectivo obligatorio y solemne de los musulmanes, desde las trece treinta hasta las dieciséis treinta horas, así como la conclusión de la jornada laboral una hora antes de la puesta del sol, durante el mes de ayuno (Ramadán).

En ambos casos, será necesario el previo acuerdo entre las partes. Las horas dejadas de trabajar deberán ser recuperadas sin compensación alguna”.

Se trata, por tanto, de un derecho sometido a negociación y que busca conciliar el ayuno y el trabajo.

Existe también otro derecho, que no está recogido en el acuerdo, a no ser discriminado. De este modo, un empleador no puede despedir a un empleado ni obligarlo a tomar vacaciones forzosas por el hecho de que ayune durante el Ramadán. Tal despido sería nulo por estar basado en motivos de creencia personal.

En lo que se refiere a salir una hora antes del trabajo, este tema se dilucirá caso a caso a no ser que se incluya en un convenio de negociación colectiva, como sucede en Francia, por ejemplo con empresas donde trabajan un gran número de musulmanes.

Hay situaciones en lo que esto es imposible. Se trata de empleados de tiendas o empresas que tienen horarios establecidos de atención al público.

En todo caso, el empleador no está obligado a permitir la salida del trabajador una hora antes bajo la condición de compensar las horas. En muchas ocasiones, pues, el trabajador tendrá que optar por llevar al trabajo agua o algún tipo de alimento que pueda injerir rápido y cuyo consumo no perturbe el trabajo.