El cementerio de Al Baki, en Medina

131

Los peregrinos que van a Medina para realizar la Ziyarah (visita) al Mensajero de Dios, el Profeta Muhammad (PB), por supuesto, visitan el cementerio de Al Baki. Todos los musulmanes del mundo sueñan con ser enterrados allí. ¿Cuál es la historia de este cementerio y quién está sepultado allí?

Al Baki es un campo de tierra suave que no tiene piedras y que está situado cerca de la Mezquita del Profeta en Medina. Cuando el Profeta (PB) emigró de Meca a Medina, los relatos hablan del lugar como cubierto de tierra. Durante la construcción de la mezquita, el Mensajero del Altísimo compró el sitio a dos huérfanos.

El primero que fue enterrado en el cementerio de Al Baki fue un miembro de los Ansar (habitantes originarios de Medina), Assad ibn Zarar (que Al-lah esté complacido con él). En 624, cuando el Profeta y sus compañeros participaron en la Batalla de Badr, en Medina, una hija del Profeta, Rukiyya (que Al-lah esté complacido con ella), murió por una enfermedad. Ella también fue enterrada en Baki. Poco después de que los musulmanes regresaran de Badr, Usman ibn Mazun (que Al-lah esté complacido con él) fue enterrado en Baki. Él fue el primer muhayir (emigrante de Meca) sepultado allí.

En Al Baki descansan unos diez mil Compañeros del Profeta (PB). Mientras se esté en Medina, es muy importante visitar este cementerio todos los días, haciendo una Ziyarah para descansar en él.

A la entrada de Al Baki están las tumbas de las hijas del Profeta (PB), Ummul Kusum, Rukia y Zainab. Luego se encuentra la tumba del tío del Profeta (PB), Abbas, y del Imam Shamil. También está allí la hija del Mensajero de Dios, Fátima, y la tumba del nieto del Profeta (PB), Hassan. Más adelante en el camino se puede encontrar la tumba de las esposas del Mensajero de Al-lah, justo encima de la tumba del Imam Malik. La tumba del hijo del Profeta (PB), Ibrahim, se halla más allá. También están enterrados otros Compañeros de Medina y un número de auliya y hombres justos. ¡Que Al-lah esté complacido con ellos!

En mayo de 1925, por orden del rey Ibn Saud, un fanático wahabí, el cementerio fue destruido. Todas las piedras y lápidas fueron demolidas. Después de numerosas protestas de musulmanes en todo el mundo, el territorio de Al Baki fue ligeramente restablecido y se allanó el camino a los lugares de enterramiento de las personalidades más famosas.

Existen muchos hadices sobre el valor de Al Baki: “Aisha (Que Al-lah esté complacido con ella) dijo que en cada noche que pasó con ella, el Mensajero de Dios fue al cementerio de Baqi y dijo:

“Que la paz sea con vosotros, aquellos que estáis en la morada de los creyentes. Os llegó lo que os fue prometido y mañana nuestro tiempo llegará y, en verdad, si ello complace a Al-lah Todopoderoso, os uniremos a vosotros. ¡Oh Al-lah! Perdona a los fallecidos en Baki al Garkad”. (Muslim).

Que Al-lah Todopoderoso derrame sobre nosotros la intercesión (shafat) de los Compañeros, los virtuosos y los santos que descansan en el Cementerio de Al Baki.