piedra negra kaaba

La Piedra Negra de la Kaaba (Hayyar al Asuad) es probablemente la piedra más famosa del mundo. Está ubicada en una de las esquinas de la Kaaba y cada peregrino que hace tawaf desea tocarla. ¿De dónde vino la Piedra Negra? Esto se cuenta en el libro “La Historia de los Profetas” de Said Afandi al Shirkawi.

Durante la estancia de nuestro antepasado Adam (Adán) en el Paraíso, el Todopoderoso le puso un ángel guardián. Cuando Adán se acercó al árbol del pan, el ángel guardián retrocedió ante nuestro antepasado. Cuando el Todopoderoso lo miró con una mirada de Gracia, el ángel quedó petrificado por la vergüenza.

Cuando Adam abandonó el Paraíso por cometer un error y saborear el árbol del pan, nuestro antepasado se llevó consigo un ángel petrificado que al principio era de un blanco deslumbrante y cuyo resplandor era suficiente para iluminar toda la tierra, pero que luego se volvió negro al ser tocado por manos humanas pecaminosas, y la luz en él se extinguió. En el Día de la Resurrección, la preciosa Piedra Negra se convertirá nuevamente en un ángel y testificará para todos los que lo tocaron con reverencia y un alma pura buscando la satisfacción del Altísimo.

Después de muchos años, el profeta Ibrahim, obedeciendo al Todopoderoso, comenzó a colocar las bases de la Casa de Dios: la Kaaba. Ismail lo ayudó trabajando las piedras y el mortero. Y durante la construcción de la Kaaba Ibrahim escuchó un llamamiento desde el lado del Monte Abu Kubais: “¡O Ibrahim! Es hora de devolver lo que está almacenado en mí. ¡Ven y tómalo!”.

Entonces Ibrahim subió a la montaña. Parte de la montaña se dividió y él encontró en ella la Piedra Negra, que había sido escondida allí por el Profeta Nuh (Noé) o el Arcángel Yibril (Gabriel). La tomó de allí y la puso en el rincón yemení de la Kaaba. Ella (la piedra) fue glorificada con las palabras “Yad Allahi fid-dunya” (El Poder de la Mano de Al-lah en este mundo).

Para todos aquellos que comienzan la circunvalación de la Kaaba – tawaf – con convicción pura, la sunnah (lo preferible) es tocar con las manos y besar la Piedra Negra.

Hoy en día es difícil tocar y besar la Hayyar al Asuad debido a la gran cantidad de peregrinos. Es suficiente hacer un signo de piedra con la mano y besar la propia mano, y la sunnah se considera realizada al mismo tiempo.

Se dice que aquel que cumpla con esta sunnah en la medida de lo posible, en el Día del Juicio tendrá a su favor la intercesión (shafat) de la Piedra Negra. Y también se dice que en el día del Mahshara (Resurrección), cuando todos estén en gran necesidad de intercesión y ayuda, esta piedra será un testigo.

Esta es la tradición de la Hayyar al Asuad, pero sólo Al-lah sabe la verdad.