Actos recomendables en el mes de Ramadán

71

El musulmán que ayuna y que desee seguir la sunnah (acciones y dichos) del Profeta (que la Paz y Bendiciones sean con él) ha de realizar los siguientes actos:

1) Tomar el suhur (la comida que se toma con anterioridad al inicio del ayuno diario poco antes del alba) es un acto recomendado. El suhur hace más fácil el ayuno y se recomienda que se tome lo más tarde posible y se termine justo antes de la llamada a la oración del fayar (la primera de las cinco oraciones que se realiza poco antes del alba).

2) Romper el ayuno inmediatamente después del ocaso (cuando entra el tiempo de la oración del magrib), sin retrasar tal hecho.

3) Uno debe llevar a cabo todas las buenas acciones que pueda y en primer lugar realizar las cinco oraciones en su momento justo, preferiblemente en una congregación con otros musulmanes, y dar el zakat a los necesitados. Además de estas oraciones obligatorias, uno debe realizar todas las oraciones no obligatorias pero recomendadas que pueda, especialmente las oraciones de tarawih durante la noche, y muy particularmente en la Noche del Destino (Lailatul Qadr), que según la tradición está situada en el 27 día del mes de Ramadan). Además, el musulmán debe intentar de todas las formas posibles promover la causa del Islam.

4) Uno debe dedicar tiempo a leer y recitar el Sagrado Corán, reflexionar sobre el significado de sus versos y volverse hacia Dios tan a menudo como pueda, pidiéndole que derrame Su paz y bendiciones sobre el Profeta y suplicándole el perdón para las faltas de uno mismo y de todos sus hermanos musulmanes.

5) El musulmán debe abstenerse de responder a insultos y provocaciones, y debe decir solamente: “Estoy ayunando.”

6) Es también recomendable que el musulmán ofrezca súplicas especiales en el momento de romper el ayuno. Se ha narrado que el Profeta (que la Paz y Bendiciones sean con él) dijo: “¡Oh Señor! Por Ti he ayunado y con Tu comida rompo el ayuno. Así pues, acepta este ayuno de mí. Tú eres el Que todo lo oye, el Omnisciente.” El Profeta también dijo: “La sed se ido; las arterias están húmedas y la recompensa es segura, si Dios quiere.” (Recopilado por al Daraqutni).

7) Romper el ayuno con algunos dátiles frescos, si se dispone de ellos, o, en otro caso, con algunas frutas dulces, tales como uvas, es un acto recomendado.

8) Uno debe intentar invitar a otros, especialmente a los necesitados, a comer la comida que sirve para romper el ayuno.

9) Finalmente, se recomienda pasar los últimos diez días del mes de Ramadán en la mezquita lo más posible. Esta práctica, que se conoce con el nombre de Itikaf, conlleva un estado de completa devoción y adoración a Dios. Las personas que entran en este estado no deben abandonar la mezquita, excepto para hacer frente a necesidades de tipo personal.