Los puentes musulmanes de la Sierra de Madrid

El puente de Alcanzorla es hoy apenas un arco de piedra. Sin embargo, su presencia, aunque tan deteriorada, nos sirve para adentrarnos en esta parte madrileña de la Sierra de Guadarrama. Se trata de una ruta por aquel Madrid musulmán y por el camino militar del río Guadarrama.

Estamos dentro del Parque Regional del curso medio del río Guadarrama. El puente, llamado también de la Alcanzorra, es una obra de ingeniería musulmana fechado entre los siglos IX y XI. Lo encontramos en el paraje conocido como Las Minas, dentro del término municipal de Galapagar aunque más cerca de Torrelodones. El puente queda a menos de un kilómetro aguas arriba del Puente Nuevo (siglo XVI).

La pena es que el puente de la Alcanzorla se encuentra en estado de ruina. Sólo queda el arco de medio punto sobre el que se sostiene, construido con sillares de granito. Era parte de un camino militar, a través del cual se unían distintas torres-vigía y ciudadelas, diseminadas longitudinalmente entre Talamanca de Jarama y el Valle del Tiétar.

Atalayas, puentes y cañadas

Estas atalayas eran parte del sistema defensivo andalusí para hacer frente a las incursiones de los reinos cristianos en la Marca Media (la región de la que era parte lo que hoy es la Comunidad de Madrid). Las fortificaciones más cercanas al puente de la Alcanzorla son la Atalaya de Torrelodones (en la foto superior) y La Torrecilla, ubicada en el término de Hoyo de Manzanares.

Se conservan otros cuatro puentes musulmanes del mismo camino militar: el del Grajal (Colmenar Viejo, imagen superior), sobre el Manzanares; el del Pasadero (Navalagamella, foto inferior), sobre el Perales; el de Talamanca, sobre el Jarama; y el del San Juan (Pelayos de la Presa), sobre el Alberche (aunque los dos últimos están hoy muy transformados respecto al diseño original).

El Parque Regional del curso medio del río Guadarrama es lugar de paso de los caminos de Extremadura a Madrid, de Toledo a Segovia y de Madrid a los Sitios Reales de San Lorenzo de El Escorial y La Granja. El patrimonio histórico del parque es muy abundante: presas y molinos, caminos y puentes, atalayas y castillos son testimonios de un interesante pasado.