«Paraíso», un cortometraje sobre la difícil estancia en un hospital de dos personas llegadas de Marruecos

Ahmed y Taha, padre e hijo son los protagonistas de «Paraíso», el cortometraje documental que retrata en 20 minutos la difícil existencia en un hospital de dos personas llegadas de Marruecos que llevan cuatro años a la espera de un trasplante de riñón que salve la vida del pequeño, mientras el resto de la familia espera en su país. Hasta llegar aquí, su director, el sevillano Mateo Cabeza, ha llevado a cabo todo un trabajo de inmersión como pocas veces se da en el cine actual y que ha contado en La mañana de Andalucía.

«He estado yendo un año como voluntario al Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla porque me interesaba en principio el tema de la enfermedad en la infancia y era la forma de pasar mucho tiempo allí y también ser útil. Es como conocí a los protagonistas cuya historia era digna de ser filmada», ha contado. Y aunque parezca sencillo, no lo es porque los musulmanes son muy celosos de ser filmados en su intimidad, una habitación de un hospital donde un niño lucha por su vida a la espera de un riñón compatible porque «en Marruecos hubiera fallecido». Así, relata que «requiere mucho tiempo conseguir que abrieran su alma ante mi cámara y la relación se fue forjando de forma natural y honesta porque yo no quería perjudicar más allá de lo que estaban pasando».

Después de la filmación, Taha ha recibido su trasplante y «están por fin ya fuera del hospital en una casa que les ha conseguido Sevilla Acoge a la espera de poder volver a su país, al que aman y donde otros tres niños están con su madre».

«Paraíso» está entre las diez precandidatas a los Premios Goya como mejor cortometraje documental y el 11 de enero sabrá si está en la Gala entre los finalistas. El film viene precedido por varios premios en diferentes festivales de cine nacionales e internacionales.