Cien inmigrantes indocumentados marroquíes regresan a su país en patera por la crisis del coronavirus

Es una cruel ironía del destino … Después de haber huido de Marruecos en botes improvisados en busca de un lugar idealizado, de una Europa mitificada, cien jóvenes marroquíes indocumentados abandonaron España precipitadamente adonde habían llegado clandestinamente, empujados de vuelta al mar por el … coronavirus.

Una señal de estos tiempos desastrosos es la rápida propagación de un virus mortal y el endurecimiento de las fronteras para los hombres. Estos inmigrantes no dudaron en enfrentarse a todos los peligros nuevamente a bordo de dos botes inflables tras pagar cada uno la suma de 60.000 dirhams (o 5.400 euros) para regresar a Marruecos. Imaginamos que verlos huir habrá deleitado a algunos.

Los estragos del Covid-19 en suelo español, el estado de emergencia y el desempleo han destrozado definitivamente su sueño de una vida mejor.

Mientras las fuerzas policiales marroquíes de la región de Larache estaban en alerta, estos jóvenes, que fueron sorprendidos por las grandes olas, fueron rescatados in extremis por un contrabandista de Kenitra por la exorbitante suma de 300.000 dirhams (27.000 euros), según señala el periódico Al Ahdath Al Magribia. La historia dirá si fueron capaces de pagar su deuda.