Condenado a 10 años el ex imam de la Gran Mezquita de La Meca

Los grupos de derechos afirman que el ex imam de la Gran Mezquita de La Meca Sheij Saleh al Talib fue arrestado sin explicación en agosto de 2018.

Él ha sido condenado a 10 años de prisión por un tribunal saudí.

Según el grupo de derechos humanos Democracy for the Arab World Now (Dawn), con sede en EEUU, el Tribunal Penal Especializado de Apelación de Riad condenó a Sheij Saleh al Talib a prisión tras anular su absolución anterior en primera instancia.

Según los activistas, las autoridades saudíes detuvieron a Talib por primera vez en 2018 sin proporcionar una razón para el arresto, que ocurrió después de que pronunció un sermón en el que criticaba a la Autoridad General de Entretenimiento, un organismo gubernamental que regula la industria del entretenimiento.

En su opinión, los conciertos y eventos que violen las normas religiosas y culturales del país deben ser condenados.

Hay miles de personas en todo el mundo que ven los sermones de Talib y sus recitaciones del Corán en YouTube.

Fue arrestado mientras el príncipe heredero de Arabia Saudí Mohammed bin Salman, continúa reformando la sociedad saudí y diversificando la economía del reino del Golfo, que depende en gran medida del petróleo.

Como resultado de que MBS asumiera el poder de facto como príncipe heredero, los grupos de derechos han informado que las autoridades han arrestado a numerosos clérigos e imames prominentes que se oponen a la agenda de reformas de MBS.

Salman al-Odah, otro clérigo saudí que pidió a Arabia Saudí que reconciliara sus diferencias con Qatar después de que Riad impusiera un bloqueo regional contra Doha, también fue detenido.

La sentencia judicial de Talib fue confirmada por Dawn, un grupo fundado por Jamal Khashoggi, un periodista saudí que escribía en el Washington Post y que fue asesinado en 2018 en el consulado saudí de Estambul.

Según el portavoz de Dawn, Abdullah Alaoudh, la pena de prisión es parte de una tendencia creciente en la que clérigos e imames se enfrentan a la cárcel por oponerse a las reformas impulsadas por el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman.

Esta política ha sido vista como una campaña contra los clérigos wahabíes o con vínculos con los Hermanos Musulmanes.

FuenteThe Islamic Information
Artículo anteriorGran Bretaña: Una ONG musulmana intenta lograr un récord mundial de donaciones de sangre
Artículo siguienteMezquitas del Reino Unido reanudan las jornadas de puertas abiertas tras la pandemia