La OCI condena las demoliciones de cementerios musulmanes en la Palestina ocupada

La Organización de la Conferencia Islámica (OCI) condenó las demoliciones y exhumaciones que las autoridades israelíes llevan a cabo en cementerios musulmanes en la ciudad de Jerusalén.

La OCI señaló este martes en un comunicado que los cementerios de Mamilla y Al Yousifieh, que han sido afectados por demoliciones israelíes, tienen más de 1.000 años y agregó que las políticas de Israel tienen como objetivo los lugares sagrados islámicos y los lugares de la cultura musulmana en la Jerusalén ocupada.

Tales políticas constituyen actos de provocación contra los musulmanes en general y los palestinos en particular, agregó el organismo.

De la misma manera, la OCI subrayó que la participación este lunes del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en la inauguración del Centro Friedman por la Paz en Jerusalén, que fue construido en el lugar de cementerios musulmanes demolidos, fue contraria a los valores del deporte y los principios de la FIFA.

Su acto reflejó un sesgo claro e inaceptable a favor de la ocupación israelí, señaló la organización.

En la tarde del domingo, la Municipalidad de Jerusalén, administrada por el Estado de Israel, destruyó tumbas musulmanas cerca de la mezquita Al-Aqsa, ubicada en el área de Jerusalén bajo ocupación israelí.

Varias tumbas musulmanas en el cementerio Al-Yusufiye, cerca de la mezquita Al-Aqsa, fueron destruidas por vehículos de ingeniería de la Municipalidad en el casco antiguo de la ciudad.