Piden boicot a la empresa deportiva Puma por su apoyo al régimen de ocupación israelí

Asociaciones de todo el mundo se están preparando para el segundo día de acción para protestar por el apoyo de Puma a los asentamientos ilegales de Israel

66

Asociaciones de todo el mundo se están preparando para el segundo día de acción para protestar por el apoyo de Puma a los asentamientos ilegales de Israel situados en las tierras palestinas robadas el próximo 26 de octubre. En todo el mundo, los seguidores del deporte se unen al llamamiento de los equipos y atletas palestinos que piden un boicot al fabricante de ropa deportiva Puma hasta que deje de apoyar la ocupación militar israelí y la negación por parte de Israel de los derechos del pueblo palestino.

Puma es el principal patrocinador de la Asociación de Fútbol de Israel (IFA), que une y defiende con orgullo a los equipos de los asentamientos israelíes, que expulsan a las familias palestinas de sus tierras. Los asentamientos israelíes son ilegales y constituyen un crimen de guerra según el derecho internacional.

En junio pasado, grupos de más de 20 países participaron en el primer #BoycottPuma Global Day of Action, con eventos delante de las tiendas y oficinas de Puma, así como de los equipos patrocinados por Puma. En las redes sociales, #BoycottPuma fue el hashtag más tuiteado sobre Puma ese día.

Puma siente la presión. Al margen de las críticas, la compañía recurre a afirmaciones ridículas, incluida una pretendida “defensa de la igualdad universal”.

¡Una “defensa de la igualdad universal» debería significar no practicar deportes con el régimen del apartheid! En este sentido, Puma debe terminar con:

– su complicidad con la apropiación ilegal de tierras por parte de Israel, que priva a los palestinos de sus tierras y los recursos naturales.

– su apoyo a la ocupación israelí, que priva a los atletas palestinos de su derecho a la libertad de movimiento y la práctica del deporte.

– su patrocinio de la Federación Israelí de Fútbol.

La Copa de Fútbol de Palestina de este año se ha pospuesto indefinidamente ya que Israel ha prohibido a prácticamente todos los jugadores del equipo ganador de Gaza la oportunidad de viajar a la Cisjordania ocupada para la final. Muy recientemente, las fuerzas israelíes llevaron a cabo una intervención en un torneo de fútbol amistoso en Jerusalén Este ocupada para evitar que continuara.

El icónico “gato” de Puma se beneficia del establecimiento y la expansión de los asentamientos ilegales de Israel y su negación de los derechos básicos del pueblo palestino.