Las mezquitas de Australia

89
mezquita australiana

La primera mezquita de Australia se construyó en la ciudad de Murray, en Nueva Gales del Sur, en el sur del país, en 1861. La primera gran mezquita apareció en Adelaida en 1890 y cuenta con cuatro minaretes blancos. Otra mezquita se construyó en Broken Hill (también en Nueva Gales del Sur) en 1891 y ha sobrevivido hasta este día. Hoy existen en Australia más de 340 mezquitas, la mayoría de las cuales se construyeron a finales de los años 70 del siglo pasado.

Las mezquitas de Queensland también muestran el hecho de cómo estos edificios distintivos reflejan los aspectos cambiantes de la arquitectura local australiana. Hay que destacar la mezquita de Holland Park, construida en 1908 y luego reconstruida en la década de 1960, así como las mezquitas de Gold Coast y Darren en el sureste de Queensland.

Los musulmanes inmigrantes han jugado un papel enorme en el desarrollo temprano de Australia. En Australia Central, los inmigrantes se convirtieron en la columna vertebral de la economía. Algunos eran de Afganistán, otros de Pakistán (especialmente la región de Peshawar), Egipto, Irán y Turquía.

La sociedad australiana moderna es multicultural. Muchos inmigrantes de todo el mundo viven en el país, y los musulmanes australianos están tratando de integrarse en la vida social manteniendo su identidad religiosa.

En el mes sagrado de Ramadán, las mezquitas organizan iftars para representantes de diferentes credos. Además, en las mezquitas de Australia durante muchos años ha existido la tradición de puertas abiertas. Una persona de cualquier religión puede visitar una mezquita australiana, escuchar las jutbas (sermones), ver las oraciones y simplemente conversar con los musulmanes en un ambiente informal. Tales eventos brindan a los australianos indígenas una oportunidad única para aprender sobre los valores del Islam y la vida de los musulmanes.

Las mezquitas de Australia son manifestaciones de las características de las comunidades locales a las que sirven. Son cosmopolitas y ubicadas principalmente en los suburbios.

Las mezquitas australianas son un ejemplo de tolerancia y apoyan un futuro abierto y multicultural para el país. Las mezquitas forman parte del paisaje suburbano australiano y juegan un papel crucial para superar los prejuicios sobre el Islam y apoyar los valores progresistas de la religión del monoteísmo. Quienes se oponen a la construcción de mezquitas, como Polina Hanson, no apoyan los ideales australianos y no representan la historia común del país.