La Premier League se solidariza con sus jugadores musulmanes en Ramadán

Situación curiosa la que se vivió en la noche del martes en dos encuentros de la Premier League. En el Bournemouth-Crystal Palace y en el Newcastle-Everton, el árbitro decidió detener durante varios minutos el partido para que los jugadores musulmanes pudieran comer tras una jornada de ayuno por el Ramadán.

El choque entre Bournemouth y Crystal Palace, encuentro que ganaron los de Andoni Iraola por 1-0, se paró nada más comenzar, en el minuto tres. Dango Ouattara se acercó a la banda para que un miembro del cuerpo técnico del Bournemouth le proporcionara una bebida energética y dátiles.

Por otro lado, en el partido disputado en St. James’ Park, fueron tres los futbolistas del Everton que rompieron el ayuno. En el minuto 20, Amadou Onana, Abdoulaye Doucoure e Idrissa Gueye abandonaron el terreno de juego durante unos instantes para poder alimentarse.

Los futbolistas de los equipos rivales respetaron esta decisión, ya que la Premier League decidió tomar esta iniciativa la temporada pasada, para que todos los jugadores compitieran en igualdad de condiciones. De hecho, el propio Ouattara rompió el ayuno el año pasado en pleno partido ante el Brighton, junto a su excompañero Hamed Junior Traore.

En el mes del Ramadán los musulmanes practicantes se abstienen de comer o beber desde el amanecer hasta el ocaso. Los dos partidos empezaron pasadas las 20 horas, por lo que no pudieron ingerir ningún alimento hasta el inicio del choque.

FuenteLa Vanguardia
Artículo anteriorRamadán en Vigo
Artículo siguienteAsí viven jóvenes musulmanes el ayuno del Ramadán