Los Estados miembros de la OCI piden a Suecia y Dinamarca que criminalicen la profanación de textos y símbolos religiosos

Al término del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Miembros de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), que se llevó a cabo por videoconferencia el lunes 31 de julio, se adoptó una resolución condenando enérgicamente las quemas del Sagrado Corán y su reincidencia.

Tomando nota de las condenas a las quemas del Corán expresadas públicamente por los gobiernos sueco y danés, el organismo “lamenta profundamente la expedición por parte de las autoridades de un permiso que condujo a la comisión de estos actos”, “bajo el pretexto de la libertad de expresión”, así como “la falta de las medidas necesarias para prevenirlos”.

Frente a los actos “provocadores y extremistas” que representan “una peligrosa encarnación de la cultura del odio y el racismo, y una manifestación de la islamofobia”, la organización simplemente llama a su “criminalización” en todo el mundo, incluso si eso significa que los gobiernos promulguen “nueva legislación si es necesario (…) para proteger a todos los individuos y comunidades del odio y la violencia basados en la religión y las creencias”.

El estatus de enviado especial de Suecia ante la OCI también ha sido suspendido “hasta que las autoridades tomen las medidas necesarias para criminalizar los incidentes de profanación de símbolos y santidades islámicos y evitar su reproducción”.

La OCI, que subraya “la necesidad de respetar los textos y símbolos religiosos y promover una cultura de paz y aceptación del prójimo”, felicitó a las autoridades de Kuwait por haber impreso 100.000 ejemplares del Corán traducidos al sueco para su distribución en coordinación con los centros islámicos en Suecia.

Suecia y Dinamarca estudian prohibir la quema de libros

Esta sesión extraordinaria se produce cuando el lunes 31 de julio se perpetró una nueva quema del libro sagrado de los musulmanes frente al Parlamento sueco en Estocolmo, lo que hace temer nuevas manifestaciones de ira contra el país y sus intereses.

En Dinamarca, se reportaron cinco incendios frente a embajadas extranjeras el domingo y siete el lunes. “Esto tiene que parar”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Lars Lokke Rasmussen, a la televisora DR, y subrayó que estos actos son “perpetrados por un número muy pequeño de personas que solo sirven para crear división en un mundo que realmente necesita unidad”.

El jefe de la diplomacia reunió, el lunes 31 de julio, a los portavoces de todos los partidos en el Parlamento para encontrar “una herramienta legal” para prohibir los actos de profanación del Corán, sin vulnerar la libertad de expresión consagrada en la Constitución del reino, y así “poner fin a los ultrajes de otros países, en conflicto directo con los intereses y la seguridad de los daneses”.

“Ya comenzamos el trabajo de analizar la situación legal (…) para considerar medidas destinadas a fortalecer nuestra seguridad nacional y la seguridad de los suecos en Suecia y en el mundo”, dijo el primer ministro sueco Ulf Kristersson, citado por Le Point. Se inició un “diálogo estrecho” con su homóloga danesa Mette Frederiksenn sobre la quema del Corán.

FuenteSaphirnews
Artículo anterior12 expresiones y frases que los musulmanes dicen
Artículo siguienteGran Imam de Al-Azhar pide la unidad de los musulmanes sunníes y chiíes