Iftar multitudinario en Seine-Saint-Denis

En Stains, en Seine-Saint-Denis, el suelo del aparcamiento de Carrefour fue escenario de un evento diferente al de los coches. El domingo 9 de abril, en pleno mes de Ramadán, se organizó una gigantesca comida ciudadana. Participaron nada menos que 1.500 personas, según el comité organizador formado por un colectivo de asociaciones locales de diversa procedencia.

Para esta comida abierta a todos y en particular a las personas que se encuentran solas, aisladas y en dificultades, muchas familias se desplazaron para compartir este momento de convivencia y fraternidad, frente a un escenario en el que desfilaron artistas para animar el evento organizado en torno a la tema. Además del apoyo del municipio de Stains, el de Villiers-le-Bel hizo su contribución prestando los equipos para permitir la recepción de los “huéspedes”. Por no hablar de la ayuda de unos 200 voluntarios sin los cuales la iniciativa no habría podido celebrarse.

La efusión de generosidad no ha dejado de ser bien recibida por Azzedine Taibi. El acto “abre el espíritu de solidaridad y fraternidad más allá de nuestras sensibilidades, de nuestras convicciones, y esta apuesta es muy importante”, subrayó públicamente el alcalde de Stains. En un espíritu que pretende unir a las personas. “Es menos un iftar solidario clásico, organizado solo por musulmanes, como hay muchos otros en Francia -y eso es muy bueno-, que una comida ciudadana” que mezcla religiones y culturas, dijo Abdelkader Bouaziz, presidente de la Asociación por el diálogo. la identidad y la cultura de Stains (ASDIC), iniciador del proyecto Gran Mezquita de Stains.

FuenteSaphirnews
Artículo anteriorCómo pasar los últimos diez días de Ramadán
Artículo siguienteEl consumismo y el derroche en Ramadán, una violación del espíritu del ayuno