Grecia busca un nuevo marco normativo con respecto a los muftis de los musulmanes de Tracia

El Ministerio de Educación y Asuntos Religiosos de Grecia presentó, el viernes 22 de julio, un nuevo marco normativo relativo a los muftis ante el Parlamento. Esta nueva legislación aumentará la independencia de los líderes religiosos musulmanes, dice Neos Kosmos. Debería autorizar a la minoría musulmana del país a crear un consejo nacional de 33 miembros, elegidos entre teólogos e imanes musulmanes que ejercen en el país. Este consejo será el encargado de evaluar a los candidatos para el cargo de muftí. El Ministerio de Educación podrá, en caso necesario, seleccionar al candidato adecuado para el cargo.

Hasta ahora, los muftis, que son responsables de supervisar los asuntos islámicos, entre otras cosas, han sido designados por el Estado. Pero Turquía animó a la minoría musulmana a elegir sus propios muftis. En Grecia, la comunidad musulmana puede seguir las leyes de la Sharia con respecto al derecho civil, es decir, para disputas entre individuos, pero no para asuntos penales. Una situación creada por el Tratado de Lausana firmado en 1923, que puso fin al conflicto greco-turco al garantizar los derechos de dos minorías: los griegos de Estambul y los musulmanes de Tracia Occidental.

Preservar el islam tracio de “toda influencia extranjera”

Sin embargo, Grecia no reconoce a los muftis elegidos por la comunidad musulmana y, a menudo, los procesa por “usurpación de cargos públicos”. La nueva legislación sigue sin reconocer el derecho de la comunidad musulmana a organizar elecciones internas. La nueva ley fue redactada con el asesoramiento de una comisión de desarrollo de todos los partidos en Tracia Occidental, la última región dominada por Turquía en unirse a Grecia en 1923.

Para un miembro del gobierno anónimo, citado por el diario Ekathimerini, estos cambios legislativos envían “un mensaje claro para luchar contra la politización del islam” y apuntan a proteger las características del islam en la región preservándola de “cualquier influencia extranjera”. “La simbiosis entre cristianos y musulmanes en Tracia es un ejemplo perfecto de cohesión social en Europa. Grecia da todo su apoyo a los esfuerzos de la comunidad musulmana y de la Iglesia Ortodoxa para fortalecer esta situación con el fin de preservar la situación original que vive Tracia.

La comunidad musulmana en Tracia cuenta con aproximadamente 120.000 personas y representa alrededor del 32% de la población de la región. 650.000 musulmanes viven en Grecia, la mayoría en Atenas, la capital del país. Son de origen turco o búlgaro. Estos últimos hablan pomak -la lengua de los eslavos musulmanes-. En los últimos años, inmigrantes y refugiados de diferentes países han engrosado las filas de los musulmanes griegos.

Los intentos de Turquía de influir en su diáspora han generado tensiones con varios países europeos, incluida Alemania, que tiene alrededor de tres millones de personas de origen turco. Berlín ahora está formando a sus propios imanes para reducir la influencia extranjera en el islam alemán.

FuenteSaphirnews
Artículo anteriorUn centenar de teólogas musulmanas declaran que el islam condena la violencia doméstica
Artículo siguienteLa llegada de Muharram o el Año Nuevo Islámico