Acto de desagravio en un cementerio islámico profanado en Alemania

Fue realizado un programa de conmemoración en el cementerio musulmán destruido en la ciudad de Iserlohn en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia.

El programa de conmemoración empezó con la recitación del Corán por Harun Ulu, encargado de la Mezquita Central de Iserlohn de la Unión Turco-Islámica de Asuntos Religiosos (DITIB).

Zafer Sırakaya, el presidente del Subcomité de la Presidencia de Comunidades Turcas y de Parientes en el Extranjero (YTB) de Turquía de la Gran Asamblea Nacional Turca (TBMM) y el vicepresidente de Relaciones Exteriores del Partido de la Justicia y el Desarrollo (Partido AK) haciendo aquí un discurso, afirmó que es un signo de solidaridad, la unión de la política, las organizaciones no gubernamentales y el público tras el cruel atentado.

Sırakaya subrayó que el programa también es enormamente valioso en términos de mostrar la postura de la humanidad frente a tales ataques.

En el atentado que tuvo lugar en la ciudad de Iserlohn en la víspera de Año Nuevo, se rompieron y dañaron lápidas que pertenecen a turcos y musulmanes.

En un mensaje escrito publicado por por el Ministerio de Relaciones Exteriores fue solicitado que los autores del ataque al cementerio musulmán sean capturados, llevados ante la justicia con el castigo que merecen.