Católicos, anglicanos y musulmanes se unen contra la trata de personas

La Iglesia Católica, la Iglesia anglicana de Inglaterra y la Universidad Al Azhar, sede del conocimiento musulmán suní en El Cairo, crearon el lunes la Red de libertad mundial, iniciativa que busca terminar con la trata de personas y cualquier tipo de esclavitud moderna en 20 años.

El acuerdo conjunto establece que la “explotación física, económica y sexual de hombres, mujeres y niños atrapa a 30 millones de personas en todo el mundo en condiciones de esclavitud”.

Los líderes religiosos también establecieron un día mundial de oración para las víctimas de la esclavitud, y además acordaron “que sus cadenas de suministro estuvieran a prueba de esclavitud y realizar inversiones para adoptar acciones correctivas si fuera necesario”.

El obispo Marcelo Sánchez, firmante del documento para el Vaticano, dijo que el papa Francisco describió como un “crimen contra la humanidad” el tráfico de seres humanos como la esclavitud actual, desde la explotación sexual a trabajos forzados en la agricultura.

Añadió que el poco habitual ejemplo de cooperación entre las comunidades católicas y anglicanas y Al Azhar en El Cairo podría ayudar a mejorar los vínculos entre las distintas creencias.