ZMD: El coronavirus ha tenido un fuerte impacto en la vida de los musulmanes de Alemania

Según el Consejo Central de los Musulmanes de Alemania (ZMD), la pandemia del coronavirus ha tenido efectos masivos en el futuro de la vida de la comunidad islámica en Alemania. De las alrededor de 300 mezquitas organizadas en el Consejo Central, alrededor de un tercio no han abierto más o solo de manera limitada desde el comienzo de la pandemia, dijo el miércoles el presidente Aiman Mazyek a la Agencia Católica de Noticias (KNA) en Berlín. Es de temer que algunas de estas mezquitas ya no existan después de la pandemia. Mazyek habló de “situaciones dramáticas”, también porque los cierres de mezquitas supusieron la pérdida de los principales ingresos de las comunidades en forma de colectas.

Antes del comienzo del mes de ayuno del Ramadán el martes, el presidente del Consejo Central apeló al cumplimiento de las normas de higiene y distanciamiento. La integridad del cuerpo es una prioridad máxima desde un punto de vista religioso. Al igual que otras personas enfermas, los musulmanes que padecen el coronavirus están excluidos del requisito de ayuno. Sin embargo, añadió, las personas sanas incluso pueden fortalecer su sistema inmunológico con el ayuno.

Según Mazyek, no más de 20 a 30 personas pueden rezar en las mezquitas en un área de 100 a 200 metros cuadrados. La cena después de la puesta del sol (iftar) y la fiesta de tres días para romper el ayuno al final del Ramadán (Id al Fitr) solo pueden llevarse a cabo con restricciones. En principio, se deben respetar las normas aplicables en los respectivos estados federales, enfatizó el presidente del Consejo.