Crisis en el Consejo Francés del Culto Musulmán

El Consejo Francés de Culto Musulmán (CFCM) atraviesa una gran crisis, como lo demuestra el anuncio del establecimiento de una nueva coordinación por parte de cuatro federaciones con el objetivo de ver el surgimiento de un nuevo organismo musulmán representativo. La reacción del presidente del CFCM fue rápida.

Después de su llamativa retirada de la junta ejecutiva del Consejo Francés de Culto Musulmán (CFCM), la Gran Mezquita de París, la Reagrupación de los Musulmanes de Francia (RMF), Musulmanes de Francia (MF) y la Federación Francesa de Asociaciones Islámicas de África, las Comoras y las Antillas (FFAIACA) anunciaron el domingo 21 de marzo, el establecimiento de una coordinación entre los líderes de estas cuatro federaciones con el fin de “llevar a cabo una reflexión en profundidad para la refundación de la representación de la religión musulmana en Francia”.

Las cuatro organizaciones instaron así a todos los respoonsables de las mezquitas a “participar activamente en este trabajo de reflexión, que permitirá el surgimiento de una estructura representativa del culto musulmán en Francia capaz de satisfacer las expectativas y aspiraciones de los musulmanes de Francia”.

Pretenden propiciar el surgimiento de un nuevo organismo representativo que “encarnará los valores esenciales del Islam auténtico y abierto, con dignidad y equidad, en perfecta simbiosis con los valores y principios de la República”, prometiendo “servir a los musulmanes de Francia, con una gobernanza basada en la igualdad entre diferentes sensibilidades y lejos de cualquier fin hegemónico”.

El presidente del CFCM, Mohammed Moussaoui, reaccionó muy rápidamente a este anuncio, acusando a través de un comunicado de prensa a las cuatro federaciones de querer “paralizar el CFCM atacando sus derechos exclusivos” y de perturbar el establecimiento de consejos departamentales, que no son “nombrados por las federaciones” sino “elegidos por actores locales”.

Su anuncio “se produce tras el llamamiento del presidente del CFCM del 18 de marzo a los musulmanes en Francia para liberar la representación de la religión musulmana de las federaciones, en particular mediante la abolición del sistema de cooptación por el cual estas federaciones se otorgan el poder de nombrar la mitad de la junta directiva del CFCM”, señala el también líder de la Unión de Mezquitas de Francia (UMF), por lo que “las federaciones, a través de su iniciativa, se autoproclaman como el único “portavoz” de los musulmanes en Francia y les niegan la participación en futuras reuniones departamentales”.

En el llamamiento en cuestión, instó a los musulmanes en Francia “a movilizarse para recuperar su destino y participar masivamente en los encuentros del culto musulmán que se lanzarán próximamente a nivel de departamento”. Estos encuentros, asegura, “permitirán a los musulmanes en Francia decidir por sí mismos el modo de gobierno de los órganos representativos de su religión”.