Macron irritado por las críticas de la prensa anglosajona hacia la situación del Islam en Francia

Emmanuel Macron ha lanzado dardos a los medios angloamericanos al acusar a varios de ellos de «legitimar» la violencia a través del tratamiento de temas vinculados a la lucha contra el terrorismo, el islamismo radical y el laicismo en Francia.

En un artículo publicado el domingo 15 de noviembre en el New York Times, el periodista Ben Smith dijo que «el presidente tiene algunas cuentas que saldar con los medios estadounidenses». ¿De qué nos acusa el jefe de Estado?: “De nuestra obsesión por el racismo, nuestras opiniones sobre el terrorismo y nuestra renuencia a expresar nuestra solidaridad, aunque sea por un momento, con su república sitiada”.

El presidente, que dijo estar «harto» de la «distorsión de sus palabras» contra el «separatismo islamista» y no «islámico», habría mostrado su disgusto al notar que la prensa anglosajona «prefirió denunciar el sistema de “integración francesa” en lugar de denunciar los atentados que han azotado al país en las últimas semanas, incluida la decapitación de Samuel Paty”. Una consternación que encontramos en las palabras del presidente transmitidas por el periodista. «Cuando Francia fue atacada hace cinco años, todas las naciones del mundo nos apoyaron», refiriéndose a los ataques de noviembre de 2015 en los que murieron 130 víctimas.

“Y cuando veo, en este contexto, muchos periódicos que, creo, proceden de países que comparten nuestros valores, que escriben sobre un país que es hijo natural de la Ilustración y la Revolución Francesa y que legitiman esta violencia , que dicen que el meollo del problema es que Francia es racista e islamófoba, yo digo: los fundamentos están perdidos”, dijo Emmanuel Macron, para quien los medios anglosajones, y particularmente los estadounidenses, buscan imponer sus valores a una sociedad diferente”, en palabras de Ben Smith.