Las mezquitas de Londres abrirán sus puertas a partir del 25 de Julio

Varias mezquitas importantes de Londres planean reabrir sus puertas el 25 de julio.

La semana pasada, el Comité de Coordinación de Mezquitas y Centros Islámicos en Londres se reunió para estudiar si sería seguro reabrir mezquitas debido a la situación actual de la Covid-19.

El comité decidió que la importancia de la preservación de la vida era la consideración fundamental, especialmente dado el alto riesgo para las comunidades musulmanas.

Concluyó que las mezquitas llevarán a cabo la reapertura para las oraciones congregacionales a partir del 25 de julio con una reapertura gradual de algunas mezquitas a partir del 13 de julio para oraciones limitadas.

La medida se aplicará a algunos de los centros más conocidos de la capital británica como la Mezquita de Regent´s Park, la Mezquita del Este de Londres o la Mezquita de Finsbury Park.

El Dr. Muhammmed Umar Ebrahimsa, especialista en Enfermedades Infecciosas y Medicina General, dijo: “Los datos publicados antes del 4 de julio de 2020 por el Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE), sugieren que estamos en la cúspide de un aumento en el número de infecciones en la región de Londres”.

El 4 de julio, el gobierno implementó una nueva reducción del distanciamiento social y permitió la reapertura de la mayoría de las empresas y negocios. Es probable que el impacto de estos cambios en la actividad sobre el número de infecciones sea aparente en un plazo de 2 a 3 semanas.

Hasta el momento, más de 44.000 personas han muerto como consecuencia de la Covid-19 en el Reino Unido.

El coronavirus también ha tenido un impacto desproporcionado en la comunidad musulmana, tal vez debido a las condiciones de vida y a la alta representación de los musulmanes en los trabajos asociados con una alta mortalidad por Covid-19, como el personal sanitario.

El gobierno dio luz verde a las mezquitas de Inglaterra para reabrir sus puertas el 4 de julio, y muchas de ellas están operando ahora con restricciones de distanciamiento social.

Pero muchas otras aún no han abierto sus puertas y han concluido que la ruta más efectiva para reducir el riesgo de transmisión dentro de ellas es evitar que personas (sintomáticas o asintomáticas) con Covid-19 ingresen en la mezquita.