España e Italia conmemoran genocidio de Srebrenica

Este fin de semana el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, y el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, publicaron en sus redes sociales mensajes de conmemoración del Genocidio Srebrenica de 1995 en Bosnia-Herzegovina, en el que murieron más de 8.000 personas, en su mayoría hombres y niños bosnios, en manos del Ejército serbio.

A través de Twitter, Giuseppe Conte afirmó: “El Genocidio de Srebrenica fue el resultado del odio y la violencia nacionalista y sigue siendo una de las páginas más oscuras de Europa”.

Conte destacó que el reconocimiento y la protección de los derechos humanos, y la búsqueda de la paz, eran valores fundamentales para Europa y toda la humanidad.

“Después de 25 años, es crucial garantizar que se haga justicia en su totalidad. Conmemorar Srebrenica es un deber moral para quienes creen en la paz y los derechos humanos. La memoria es clave para evitar que tales tragedias ocurran nuevamente», agregó Conte.

Subrayando la importancia del respeto colectivo y el reconocimiento como la base para construir un futuro mejor, el primer ministro Italiano expresó su apoyo al pueblo de Bosnia-Herzegovina.

España

Pedro Sánchez publicó por su parte un video en Twitter en el que conmemoró el genocidio y afirmó: “La reconciliación es el germen y la clave del proyecto europeo, de sus principios y también de sus valores fundamentales, de una Unión Europea de la que ese país –Bosnia y Herzegovina- espera legítimamente ser parte y cuya aspiración mi país apoya fervientemente”.

Sánchez agregó que la “Europa solidaria de hoy, nació de las cenizas del mayor y más doloroso conflicto de la historia, del momento más oscuro del continente y con la reconciliación y la solidaridad de enemigos históricos”.

“Redoblemos nuestros esfuerzos para que la reconciliación en Bosnia-Herzegovina se convierta en una realidad, sobre la que asentar y reforzar el gran proyecto común de su país, la integración en la Unión Europea, para que las aspiraciones de sus ciudadanos se vean colmadas, para que podamos hablar de ciudadanos y personas sin fronteras” concluyó Sánchez en su declaración.

El Genocidio de Srebrenica

Más de ocho mil musulmanes bosnios (en su mayoría hombres y niños) fueron asesinados después de que las fuerzas del Ejército serbio y paramilitares serbios en Bosnia atacaran en julio de 1995 la «zona segura» de la ONU establecida para Srebrenica, a pesar de la presencia de tropas holandesas encargadas de actuar como fuerzas internacionales de paz.

Srebrenica fue asediada por las fuerzas serbias que intentaban arrebatar territorio a los musulmanes y croatas de Bosnia para formar su propio Estado, en lo que se conoció como la Guerra de los Balcanes, entre diversos grupos étnicos y religiosos de la antigua Yugoslavia.

El Consejo de Seguridad de la ONU declaró a Srebrenica como «área segura» en la primavera de 1993. Sin embargo, las tropas serbias dirigidas por el general Ratko Mladic, quien ahora enfrenta cargos por genocidio en el Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia, invadieron la zona delimitada por la ONU.

Las tropas holandesas no actuaron cuando las fuerzas serbias ocuparon el área, y posteriormente lograron asesinar a unos 2.000 hombres y niños tan solo el 11 de julio. Unas 15.000 personas de Srebrenica huyeron a las montañas circundantes, pero las tropas serbias buscaron y mataron a otras seis mil de ellas en los bosques.

Un total de 6.696 víctimas yacen enterradas en el campo de conmemoración del Genocidio de Srebrenica en Potocari, al este de Bosnia. Otras nueve víctimas, que fueron identificadas este año, fueron enterradas en ese mismo cementerio este fin de semana.