Dios entra en la Constitución rusa

El presidente ruso, Vladimir Putin, remitió este lunes a la Duma varias enmiendas constitucionales. Entre ellas destaca la inclusión de la figura de Dios

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha remitido este lunes a la Duma o Cámara de Diputados, las enmiendas constitucionales que serán votadas por los rusos el próximo 22 de abril. Entre ellas destaca la inclusión de la figura de Dios, el matrimonio heterosexual y la prohibición de ceder territorio a un Estado extranjero. 

«La Federación Rusa, unida por su historia milenaria y que conserva la memoria de sus antepasados, que nos transmitieron los ideales y la fe en Dios», señala una de las enmiendas, según ha explicado  Viacheslav Volodin, presidente de la Duma.

Según el artículo 14 de la Constitución, la Federación Rusa es un Estado laico en el que ninguna religión puede ser considerada obligatoria u oficial. Además, según el artículo 28, los rusos tienen derecho a la libertad de credo, pero también a no profesar ninguna religión.

«Si tenemos a Dios en el himno por qué no en la Constitución»

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, fue quien propuso mencionar a Dios en el preámbulo de la Constitución, aduciendo que «si en el himno se puede decir ‘patria querida protegida por Dios’, ¿por qué no se puede decir en la Constitución?».

Kiril, ha aludido a que la gran mayoría de los rusos creen en la existencia de un ser divino superior y ha matizado que cuando se habla de Dios no se refiere solo al Dios de los cristianos ortodoxos, sino también a los musulmanes y a «muchos, muchos otros». 

La enmienda ha sido aplaudida por la Iglesia Ortodoxa y el rabino de los judíos de Rusia, mientras otros altos funcionarios recordaron que, pese a que muchos rusos creen en Dios, la Constitución es propia de un país no religioso».