Aquisgrán inaugura la «Plaza de la Mezquita»

La inauguración de una placa en la nueva Plaza de la Mezquita ha provocado un gran entusiasmo en la ciudad alemana de Aquisgrán.

75

El martes pasado, en Aquisgrán, en el patio de la suntuosa mezquita de Yunus Emere, reinó la emoción de los grandes días, mientras una multitud irregular y más unida que nunca asistía a una ceremonia con gran pompa.

En las afueras de este deslumbrante faro del Islam, de un blanco deslumbrante, erigido y administrado por la Unión de Asuntos Religiosos Islámico-Turcos (DITIB), la inauguración de una placa en la calle ha provocado un gran entusiasmo y esto para gran satisfacción de la persona que lo hizo posible: Marcel Philipp, el alcalde democristiano de esta ciudad, ubicada en el estado de Renania del Norte-Westfalia.

Frente a sus muchos ciudadanos que acudieron a celebrar los nobles valores de tolerancia y unidad, el primer magistrado de la ciudad, rodeado por el cónsul general de Turquía en Colonia, Ceyhun Erciyes, el secretario general de la DITIB, Abdurrahman Atasoy, el presidente de la asociación de mezquitas, Abdurrahman Kol, el jefe de policía, Dirk Weinspach, así como varias personalidades locales y regionales, tuvieron el honor de colocar una placa con el nombre de “Moscheeplatz” (Plaza de la Mezquita).

“Como alcalde, estoy muy contento de haber trabajado en la inauguración de una placa que reconoce al Islam como parte integral del paisaje religioso en Alemania. Me gustaría expresar mi gratitud a todos aquellos que apoyaron este proyecto porque, como todos saben, cambiar el nombre de las calles o plazas no es un proceso fácil en nuestro país”, dijo Marcel Philipp, en medio de una ovación general.

Acogiendo con satisfacción la decisión fuerte, unificadora y altamente simbólica del alcalde de Aquisgrán, Ceyhun Erciyes, cónsul general de Turquía en Colonia, saludó la iniciativa que “se eleva por encima del odio y el miedo anti musulmán” y permite hacer oír otro clamor popular.

Un clamor alegre que se alzó en el cielo de Aquisgrán este martes bajo el signo de la convivencia armoniosa, llamando al unísono a “la solidaridad y la fraternidad”.