El Ramadán comienza en Francia

Francia cuenta con entre cinco y seis millones de musulmanes, practicantes y no practicantes, según los últimos estudios sobre el tema

Francia cuenta con entre cinco y seis millones de musulmanes, practicantes y no practicantes, según los últimos estudios sobre el tema (Pew Research Center, Institute Montaigne), lo que convierte al Islam en la segunda religión del país y a la comunidad islámica de Francia en la segunda de Europa.

Las principales concentraciones de musulmanes se dan en París, Marsella y en la región del Ródano-Alpes. Esta última cuenta con la tercera comunidad musulmana del país, con unos 300.000 fieles y 300 mezquitas, lo que hace que esta sea la mejor equipada después de París.

Las mezquitas de la región de Ródano-Alpes emitieron un comunicado con motivo del inicio del Ramadán, donde recordaron a los muertos musulmanes en Christchurch, en Nueva Zelanda, y a los cristianos en Sri Lanka, que fueron masacrados mientras rezaban, lo cual constituye una nueva modalidad de terrorismo dirigido contra las comunidades religiosas.

En este sentido, las mezquitas pidieron que todos los creyentes y personas de buena voluntad denuncien, se movilicen y se solidaricen contra aquellos que atizan el odio y crean desesperación.

El Ramadán es uno de los cinco pilares del Islam. Los practicantes durante este mes deben abstenerse de beber y comer desde el amanecer hasta el atardecer. Durante este período, los fieles están invitados a meditar en el Corán, a participar en las vigilias de oración y a dar ayudas a los necesitados.

Ramadán termina con Aid El Fitr, que se celebrará este año el 5 de junio.

Otro hito importante de Ramadán es la noche del Destino, que conmemora la revelación del Corán al Profeta Muhammad (PB). Esta noche se establece en “uno de los últimos diez días impares del mes”, que está considerado como el más sagrado del año.

La ruptura del ayuno, el iftar, es a menudo la ocasión de reuniones de convivencia entre familiares o vecinos. Se estima que en los últimos años la práctica del Ramadán está en aumento: casi el 70% de los musulmanes respetaría el ayuno en Francia, según las estadísticas.