Activista islamófobo, promotor del “día del castigo a los musulmanes”, encarcelado en el RU

138

David Parnham, de 35 años, el cuervo incendiario del Reino Unido, ya no inundará los buzones de correo de sus conciudadanos con cartas anónimas, sucias y escalofriantes, como hizo durante más de tres años y en las que él incitó a la locura furiosa contra los musulmanes.

Este alborotador, un campeón de la islamofobia violenta, estuvo acosando las viviendas de musulmanes y las mezquitas desde 2015. Él acabó convirtiendo el 3 de abril de 2017 en el “día del castigo contra los musulmanes”.

Riaz Ahmed, un parlamentario de Bradford, todavía recuerda la ambivalencia de los sentimientos, entre el desconcierto y el temor, cuando se dio cuenta del contenido del folleto, depositado en su buzón, que solo un loco, borracho de odio, podría concebir.

Un panfleto detestable que él blandió ante la prensa local. David Parnham se permitió distribuir puntos por la comisión de actos anti-musulmanes: arrancar el hiyab de una mujer valía 25 puntos, el asesinato de un musulmán 500 puntos y la explosión dentro una mezquita 1.000 puntos.

Parham tuvo que comparecer ante el juez de Old Bailey Courthouse, en Londres, por sus panfletos islamófobos y otros 15 delitos incluyendo el haber enviado cartas llenas de un sospechoso polvo blanco a la reina Isabel II y a Theresa May, la primera ministra, por no mencionar sus simulacros de ataques con bomba frente a mezquitas.

Ahora está languideciendo tras las rejas en la prisión preventiva, esperando escuchar qué sentencia le será otorgada. Él podría permanecer a la sombra mucho tiempo para satisfacción de los musulmanes y el resto de la sociedad británica