Vecinos de Lleida piden a la comunidad musulmana Ibn Hazm un cumplimiento «exhaustivo» de la normativa de aforo y movilidad en su oratorio

Representantes vecinales del barrio de Cappont de Lleida han instado a la comunidad musulmana Ibn Hazm a cumplir de forma «exhaustiva» con las normativas de aforo y movilidad en el nuevo oratorio que prevén abrir en la avenida de Alicante número 9 del barrio leridano. Así lo han pedido en una reunión, impulsada por el Ayuntamiento de Lleida, entre portavoces de la Asociación de Vecinos de Cappont, de la comunidad del edificio donde se ubica el local que albergará el oratorio y de los propios musulmanes.

Por su parte, el colectivo musulmán expresó su voluntad de integrar el nuevo espacio en la zona de forma «adecuada» así como de atender las demandas e inquietudes que los vecinos y vecinas puedan tener. Durante la reunión, promovida por la Concejalía de Participación y Derechos Civiles del Ayuntamiento de Lleida, la comunidad musulmana recordó también que se trata de un espacio de oración por los días en los que la afluencia es menor y que se tendrá » muy en cuenta» el aforo máximo permitido.

También han pedido un exhaustivo cumplimiento de las ordenanzas y que el centro se establezca como un espacio normalizado de oración que cumpla con la normativa de aforo y de movilidad.

Asimismo, el teniente de alcalde, Carlos Enjuanes, ha apuntado las buenas experiencias en otros barrios donde se han autorizado oratorios y ha garantizado un seguimiento riguroso del cumplimiento de la normativa así como el ofrecimiento de apoyo y seguimiento en el proceso de integración. En este sentido, desde el área de Derechos Civiles se cuenta con un convenio con el Colegio de la Abogacía de Lleida que ofrece procesos de mediación preventivos.

Aforo máximo de 200 personas

La comunidad musulmana adquirió este equipamiento que permite un aforo máximo de 200 personas y actualmente tiene un informe de viabilidad como centro de culto emitido por los servicios técnicos del Ayuntamiento de la capital del Segrià. Este informe implica que este espacio cumple con la normativa de centros de culto de Lleida. Una vez se realicen las obras de adecuación también necesitarán presentar la comunicación de inicio de la actividad para poder realizar la res.

Esta pasada semana también trascendió que la comunidad musulmana había pedido la cesión de un solar que actualmente es propiedad del Ayuntamiento de Lleida. El objetivo es construir un centro de culto más amplio. El Alcalde ilerdense, el socialista Félix Larrosa, no descartó esa posibilidad.

Fuentexcatalunya.cat
Artículo anteriorEl histórico acuerdo que reconoció el derecho a la nacionalidad española de miles de ciudadanos musulmanes de Ceuta y Melilla
Artículo siguienteTribunal de Estrasburgo avala prohibición del sacrificio halal y kosher de animales sin aturdimiento previo