El Gobierno de Cataluña insta a los ayuntamientos a ceder parcelas para enterramientos islámicos

El Gobierno de la Generalitat ha citado este viernes 15 de diciembre a los municipios de Cataluña para que sus cementerios dispongan de espacios donde celebrar entierros musulmanes. La dirección de Asuntos Religiosos de la Generalitat ha remitido una carta, a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, donde emplazan a los responsables locales a asistir a una sesión informativa para conocer sus «recomendaciones para la reserva de espacios en los cementerios municipales para inhumaciones musulmanas».

El objetivo de la sesión es «abordar cuestiones relevantes sobre la gestión» de este tipo de espacios reservados a los musulmanes en los cementerios municipales. La cita va a cargo del director de Asuntos Religiosos, Carles Armengol, y de los investigadores de la Universidad Rovira i Virgili, Jordi Moreras y Nadya Jaziri, y se dirige a los «técnicos y responsables de las administraciones locales en los ámbitos de servicios funerarios, derechos sociales y/o ciudadanía».
Esta convocatoria ha suscitado distintas reacciones en los ayuntamientos, y está por ver cuántos se inscriben a la cita.

Desde distintos consistorios, como el de Calonge, ya disponen de espacios destinados a este propósito. En Barcelona, una de las pocas grandes urbes europeas donde no se ha construido ninguna mezquita, algunos cementerios, como el de Collserola o Montjuïch, ya han condicionado parcelas para este tipo de inhumaciones.

En sentido opuesto, la alcaldesa de Ripoll, Sílvia Orriols, ha manifestado públicamente su negativa a ofrecer «privilegios» para un culto religioso que, a su juicio, «no respeta los valores occidentales y que tienen actitudes claramente misóginas». Cabe recordar que la primera edil de Ripoll y líder de Aliança Catalana ya fue multada por la Generalitat por cuestionar en televisión la inmigración y podría volver a incurrir en infracciones según la legislación vigente en materia de pluralidad religiosa, explican las fuentes consultadas.

Fuentetheobjective.com
Artículo anteriorMusulmanes de Navarra denuncian dificultades para acceder a la clase de religión islámica y para enterrar a sus fallecidos
Artículo siguienteEl amor por Palestina hermana a dos antiguos rivales en las artes marciales