Plataforma por un Entierro digno de los Musulmanes en Madrid entrega queja al Defensor del Pueblo

La Plataforma por un Entierro Digno de los Musulmanes de Madrid entrega este martes, 13 de junio, más de 500 firmas reclamando al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, que proceda a iniciar una investigación sobre el “menoscabo” de sus derechos ante la situación la falta de enterramientos compatibles con el rito islámico en la Comunidad de Madrid.

La portavoz del movimiento y concejala de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Maysoun Douas, será la encargada de entregar estas 500 quejas junto a afectados por esta situación. Tras la colmatación el año pasado del cementerio de Griñón, destinado originalmente a enterrar a los miembros de la “Guardia Mora” del dictador Francisco Franco, no existen espacios ni públicos ni privados donde las familias musulmanas puedan dar sepultura a los suyos.

Ya el pasado 20 de julio del 2022 el Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó, la proposición del Grupo Socialista (PSOE), con el apoyo de Más Madrid y el Grupo Mixto, la abstención de PP y Ciudadanos y el voto en contra de Vox, para que se acondicionase un espacio en el cementerio de Carabanchel para enterramientos musulmanes.

La proposición, defendida por el concejal socialista Ramón Silva, reclamaba que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid acondicionase una parcela de no menos de 10.000 m2 en el cementerio de Carabanchel para cubrir las necesidades derivadas del fallecimiento de personas de religión musulmana de la ciudad de Madrid. Esta parcela, así como las inhumaciones que allí se realicen, sería gestionada por la propia Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid. Sin embargo, un año después, aún no hay proyecto.

Sin existir datos oficiales publicados, la UCIDE estimó que, en 2020, vivían en la Comunidad de Madrid 307.298 personas de religión musulmana, siendo la nacionalidad española, con 184.000 personas, la más importante; le seguirían en importancia numérica la marroquí (81.000 personas) y la nigeriana (8.372 personas). Esta misma previsión establecería que en la ciudad de Madrid tendrían su residencia unas 100.000 personas de religión musulmana. El número de mezquitas u oratorios islámicos en la ciudad asciende a 43 y se eleva a 131 en la Comunidad de Madrid.

“Finalizando el primer cuarto del siglo XXI la ciudad de Madrid no puede seguir sin ofrecer unos servicios funerarios válidos para la totalidad de la ciudadanía, sea cual sea su confesión religiosa. Hay que tener en cuenta no sólo la inhumación, sino que los ritos y ceremonias también deben ser respetados. En ese sentido, la aconfesionalidad de las salas de despedida de nuestros tanatorios, especialmente el Tanatorio Sur, ya reformado y ubicado junto al Cementerio de Carabanchel es una excelente solución para el adiós de fallecidos de cualquier religión y de ninguna”, argumentaba Silva.

Para el edil socialista, «dado que la gestión de los cementerios municipales es exclusivamente municipal, el Ayuntamiento de Madrid no puede seguir sin dar respuesta a la totalidad de las religiones existentes, especialmente y en este momento a la población de religión musulmana. Otorgar derechos a la ciudadanía siempre debe estar en el frontispicio de nuestra acción política».

Y recordó que “ya en 2006, el 28 de febrero, el Grupo Municipal Socialista trajo al Pleno del Ayuntamiento de Madrid una proposición para conseguir un recinto donde pudieran inhumarse, siguiendo el rito islámico, las personas de esta confesión, aprobándose la cesión de 10.000 m2 en el cementerio de Carabanchel. Dicha proposición, aprobada por unanimidad, nunca se llevó a cabo”.

Fuentegacetinmadrid.com
Artículo anteriorIndonesia y Malasia, dos destinos turísticos principales para los musulmanes
Artículo siguienteHisham Barzeq, el palestino que restaura copias del Corán gratis en Gaza