Musulmanes de Murcia buscan conseguir cementerios aptos para enterramientos islámicos

En la Región de Murcia solo hay, de momento, un cementerio con un espacio habilitado para difuntos de credo musulmán: Nuestro Padre Jesús, en Espinardo. No obstante, la normativa dice que tendría que haber más, porque el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España, que se firmó en los años 90, reza: «Se reconoce a las comunidades islámicas, pertenecientes a la Comisión Islámica de España, el derecho a la concesión de parcelas reservadas para los enterramientos islámicos en los cementerios municipales, así como el derecho a poseer cementerios islámicos propios».

Muchos de los extranjeros de credo musulmán que residen en España, y en la Comunidad, cuentan con un seguro de decesos que incluye la repatriación de su cuerpo a su país natal. No obstante, con la pandemia de coronavirus cambió todo: al no poderse hacer las repatriaciones, muchas familias empezaron a pedir la opción de que su difunto tuviese, en su ciudad de residencia, un funeral de acuerdo a sus creencias, y con ritos propios.

Varios ayuntamientos de la Región ya han mostrado sensibilidad con estos vecinos. Por ejemplo, Molina de Segura está construyendo, en la parte alta de su camposanto, un espacio destinado a los difuntos de credo musulmán, mientras que los consistorios de Cartagena y Águilas ya mantienen reuniones con la comunidad islámica para habilitar los suyos.

En el caso de la localidad de la Vega Media, el cementerio musulmán está habilitando en un solar en la zona más alta del actual recinto. Antonio Sáez, concejal de Cementerios de Molina de Segura, explicó a La Opinión que «el presupuesto para hacerlo es de 80.000 euros» y que habrá sitio para 105 enterramientos. El edil calculó que la obra estará terminada en verano de 2023.

En cuanto a la ciudad portuaria, el actual equipo de Gobierno afirma que está sensibilizado con esta causa. «El Ayuntamiento de Cartagena es consciente de que a la comunidad islámica tiene este derecho y que, por tanto, debemos solucionarlo», explican fuentes municipales. Desde el Consistorio aseguran que «estamos en contacto permanente con los representantes de la comunidad islámica en Cartagena y estamos haciendo gestiones y estudiando distintas posibilidades» para ver cómo se habilita un espacio para enterramientos de musulmanes. «De hecho, la última reunión en este sentido la tuvimos durante este mes de enero», sentencian, sin precisar más: ni si hay ya en espacio elegido o si se ampliarían los camposantos existentes.

En la misma línea se expresan desde el Ayuntamiento de Águilas, al destacar que «el nuevo Plan de Ordenación Urbana incluye la ampliación del cementerio, y en esta ampliación está contemplada una zona de enterramiento para personas de religión islámica». También apostillan que «de hecho, ya se están llevando a cabo reuniones con representantes de este colectivo» para consensuar cómo ponerlo en marcha.

Sabah Yacoubi, presidenta de la Asociación de Trabajadores e Inmigrantes Marroquíes (ATIM) en Murcia y vicepresidenta de ATIM España, denunció que «no hay en la Región un cementerio musulmán, como sí hay en Málaga, Madrid o Valencia. Tiene que ser con cuatro paredes, una puerta y nada más».

Recordó el caso de una bebé que murió en Alcantarilla: sus padres, Ahmed y de Khadija, lograron finalmente un permiso especial para que la pequeña recibiese sepultura en Murcia, pero no lo tuvieron fácil. «Siempre te exigen el certificado de empadronamiento; si no, no se puede», lamenta Sabah Yacoubi.

A su juicio, debería de tenerse en cuenta este asunto de los enterramientos «en una Región en la que hay muchos musulmanes, paquistaníes, sirios, senegaleses, y muchos españoles también musulmanes». «Lo que solicitamos es un cementerio musulmán para toda la Región», sentenció.

FuenteAna Lucas - Pilar Wals - La Opinión de Murcia
Artículo anteriorIncitación al odio a los musulmanes: un eurodiputado de extrema derecha ve levantada su inmunidad parlamentaria
Artículo siguientePakistán bloquea los servicios de Wikipedia por publicar contenidos que hieren la sensibilidad islámica