Comisión Islámica de Melilla niega que se limitara entrada de personas en la Mezquita de Mantelete

La entidad niega que se le negara o limitara la entrada a ningún creyente durante el rezo del Aid El Kebir en la Mezquita del Mantelete y afirma que se garantiza el “acceso universal” a los centros de culto en Melilla.

La CIM afirma que detrás de las manifestaciones de la Consejería de Cultura que dirige Elena Fernández Treviño se esconden “claras motivaciones políticas” que reproducen “atávicos tópicos” y “estereotipos” contra la organización y los responsables de las mezquitas. “Esta entidad viene comprobando su celo intervencionista y la intrusión permanente en los asuntos religiosos de la Comunidad Musulmana, reproduciendo viejas prácticas que entendíamos desterradas y que resultan, sin embargo, inconcebibles en las demás confesiones religiosas”, expresó la entidad a través de un comunicado emitido a los medios.Perplejos. Así es como se sienten desde la Comisión Islámica de Melilla (CIM) ante las declaraciones que el pasado sábado la consejera de Educación, Cultura, Festejos e Igualdad, Elena Fernández Treviño, realizó acerca de la polémica en torno a las denuncias de varias mujeres musulmanas de que no se les permitió el rezo dentro de las mezquitas, como la del Mantelete, durante el Aid El Kebir.

Treviño calificó este hecho de “acto discriminatorio” y afirmó que las razones que expuso la CIM para justificar la restricción por falta de aforo no eran “convincentes” y pidió una “reordenación” del aforo en ese sentido.

Para la CIM, esto no son más que unas “graves acusaciones” contra la entidad que reproducen “atávicos tópicos” y “estereotipos”, así como una intromisión en los asuntos religiosos de la entidad.

De este modo, y respondiendo a la polémica surgida en la Mezquita del Mantelete, en la que Chaima Bourkhasa denunció que se le prohibió la entrada para rezar durante la Pascua musulmana, la organización afirma que la “gestión integral” de estas corresponde a los “congregantes” que gozan de “absoluta autonomía”, que el acceso y oración en las Mezquitas se encuentran “prescritas desde los albores del Islam”, que en todos y cada uno de los centros de culto se “garantiza el acceso universal a los mismos” sin distinción social ni personal, y califica de “absolutamente falso” que se negara o limitara el acceso a la Mezquita del Mantelete durante el rezo del Aid El Kebir.