Comunidad musulmana de Níjar (Almería) celebró el Eid el Adha

La comunidad musulmana de Níjar, una de las más numerosas de la provincia de Almería, se encuentra inmersa en la conmemoración de su fiesta islámica, la del cordero, que finaliza hoy, y en la que se sacrifica este animal en un ritual religioso.

La alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez Felices, ha publicado un bando donde recuerda las normas que es obligatorio seguir en estos sacrificios con la finalidad “de evitar riesgos para la salud pública y/o molestias para los vecinos, así como para evitar el sufrimiento del animal”.

Así, quedan prohíbidas “las aglomeraciones y concentraciones de personas en espacios públicos” y el sacrificio del animal se ha de realizar de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 54/1995, de 20 de enero, sobre protección de los animales en el momento de su sacrificio o matanza, “prestando especial atención a la obligación de aturdir previamente al animal”.

Otro de los puntos del bando municipal recuerda que para el sangrado del animal se debe seguir el procedimiento establecido en el anexo del Decreto 54/1995. “El material específico de riesgo (MER) del animal ha de ser destruido” de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 1911/2000, de 24 de noviembre, por el que se regula la destrucción de los materiales especificados de riesgo en relación con las encefalopatías espongiformes transmisibles. El incumplimiento de lo dispuesto en este bando será sancionado de acuerdo con la legislación vigente y la Policía Local velará por el cumplimiento de estas obligaciones.

La del Cordero es la fiesta mayor del Islam y se celebra en recuerdo del cordero que Ibrahim (Abraham) degolló como sacrificio a Dios, en lugar de su propio hijo. Además es un día sagrado para orar y ayudar a los más necesitados. Esta festividad es conocida también como la Pascua Musulmana y tiene lugar al término de la peregrinaje anual a La Meca.

Eid al-Adha -Fiesta del Sacrificio- es celebrado por los musulmanes de todo el mundo con la ofrenda y sacrificio de una vaca o un cordero. La carne del animal es separada en tres partes: una para la persona que obsequia la bestia, otra para repartir entre la familia y la última para los necesitados.

El Ejido y Nijat están entre las localidades con mayor número de conciudadanos musulmanes, según el Estudio Demográfico de la Población Musulmana publicado en febrero de 2020 por la Unión de Comunidades Islámicas de España. Por porcentaje de población musulmán significativa en el municipio también destacan Albuñol (Granada), La Mojonera y Níjar (Almería), Salt (Gerona), Talayuela (Cáceres) y Torre-Pacheco (Murcia).