Los sacrificios del Eid el Adha en Ceuta se realizarán en su totalidad en el matadero

La falta de capacidad legislativa propia de la Ciudad Autónoma, en la eterna rueda por dirimir entre ser ayuntamiento o comunidad autónoma de pleno derecho, va a impedir que se permita realizar sacrificios en domicilios particulares durante la celebración de la Pascua mayor de los musulmanes prevista para el próximo martes, 20 de julio. La Consejería de Sanidad publicará este martes el decreto con el que regulara la próxima celebración. El texto al que ha tenido acceso Ceutaldia.com resume la legislación general tanto nacional como europea para establecer apenas 6 puntos resolutivos que se resumen, según ha confirmado el propio Gobierno, en que todas las reses sacrificadas tendrán que pasar por el matadero para su matanza.

Para hacer compatible semejante incremento de la actividad con la celebración, la Ciudad Autónoma ha reforzado con entorno a una veintena de personas los puestos del matadero y establecerá tres turnos diarios desde este mismo martes, 13 de julio, hasta el próximo jueves, 22 de julio, periodo en el que circunscribe el decreto de Sanidad la realización de los sacrificios.

Eso sí, el Gobierno ha confirmado a su vez, que las reses sacrificadas en el matadero, en principio todas, lo serán sin aturdimiento previo, tal y como establece el ritual religioso.

El texto del decreto de Sanidad que verá la luz este martes en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Ceuta establece que el ganado ovino o caprino a sacrificar ha de ser menor de 12 meses o no tener “erupción de un incisivo definitivo” y que los sacrificios se llevarán a cabo “entre los días 13 y 22 de julio”.

El punto tercero del decreto establece que “el sacrificio se realizará en el Matadero municipal”.

Y en el cuarto abre la puerta al “sacrificio para consumo doméstico privado”, pero debe ser “previamente solicitado” y obligatoriamente “se realizará según la normativa vigente, con operadores debidamente acreditados de conformidad al Reglamento 1099/2009 de la Unión Europea. Lo que en la práctica obliga a tener un carnet de matarife previa superación de una prueba, según se establece en ese complejo texto legal europeo que sirve de marco para el desarrollo de las demás normativas estatales y autonómicas, y que, a fin de cuentas, dada la imposibilidad de establecer legislación propia local constriñe la regulación de la fiesta en la ciudad.

Además, Sanidad establece que “será de obligado cumplimiento los transportes autorizados y registrados, con unos requisitos mínimos que se ajusten al bienestar de los animales, así como su manipulación y estancia hasta el momento de su matanza. Queda fuera de consideración el uso de vehículos y/o transportes particulares, así como, la estancia en cualquier ubicación distinta de las reguladas”.

Y por si alguien duda “el personal al servicio de la Ciudad Autónoma de Ceuta con competencias para la vigilancia del cumplimiento de la legalidad, pondrán en conocimiento de la Consejería cuantas incidencias constaten sobre incumplimientos de lo dispuesto en el presente decreto”.

Así, el Gobierno cumplirá con su promesa de permitir la celebración de la Pascua del Sacrificio en 2021, si bien, la modalidad de celebración será totalmente diferente a la de años anteriores: sin carpas en la calle y obligando a todos a pasar por el matadero, salvo en los casos excepcionales en que demuestren que están capacitados conforme a la normativa europea para realizar el sacrificio en su domicilio.

Una situación bien diferente de la que se da en zonas rurales de Extremadura o Andalucía por citar sólo dos regiones, en las que la legislación autonómica ha regulado este tipo de cuestiones más allá del ámbito religioso, aunque se suela exigir la supervisión para las matanzas de un veterinario.

Fuente.ceutaldia.com
Artículo anteriorMelilla se prepara para la fiesta del Eid el Adha
Artículo siguienteAlcalde de Badajoz rehúsa ceder un espacio exclusivo de enterramiento a la comunidad musulmana