Los musulmanes de Lorca deberán decidir este mes si aceptan un solar municipal para su mezquita

El Ayuntamiento de Lorca espera respuesta de la comunidad musulmana sobre la cesión de un solar municipal para la construcción de una mezquita en la calle Juan Antonio Dimas, frente al Complejo Deportivo Felipe VI. «Tienen de plazo lo que queda de junio, esto se tiene que resolver ya», dijo el concejal de Urbanismo, José Luis Ruiz, en declaraciones a LA VERDAD.

La polémica por la apertura de un salón de culto se inició hace más de un año, cuando la comunidad musulmana alquiló una nave en la calle Transformador del barrio de Apolonia para su adecuación como mezquita. Los vecinos, apoyados por Vox, se opusieron, paralizaron la obra dos veces y, ante el conflicto de intereses, el Pleno aprobó, a iniciativa del PP, la cesión a la comunidad musulmana de un solar municipal en la zona. Los promotores aceptaron para evitar el enfrentamiento con los vecinos, pero los dos terrenos ofrecidos en San Cristóbal y Los Ángeles tampoco agradaron a los residentes, por estar cerca de sus casas. También se opusieron PP e IU.

La última propuesta del equipo de gobierno a la comunidad musulmana fue un terreno de más de 1.500 metros cuadrados debajo del puente del tramo dos de la Ronda Central, que actualmente se utiliza para aparcamiento de vehículos con motivo de las jornadas de vacunación masiva. En esta ocasión los vecinos están conformes con la ubicación y cuatro de las cinco asociaciones vecinales de las barriadas circundantes, excepto la de la Avenida Europa, la más cercana a los terrenos, firmaron un documento a favor.

La decisión ahora está en manos de los promotores de la mezquita, pero éstos dudan de que el emplazamiento sea el adecuado por estar debajo de un viaducto por el que circulan coches, con el peligro que ello conlleva si hay un accidente, y a escasos metros del río, reveló a LA VERDAD el tesorero de la Asociación Convivencia, Lefadel Khayli.

Ruiz aseguró que el uso del suelo es compatible urbanísticamente con un local de culto y que así se lo ha hecho saber a la comunidad musulmana. Además, dispone de superficie suficiente para un aparcamiento, uno de los requisitos principales. Lo consideró una «muy buena opción de cara al futuro», ya que se trata de una cesión demanial del solar por un tiempo aún por determinar, aunque el plazo máximo legal es de 75 años.

La otra opción para los musulmanes es abrir la mezquita en el antiguo almacén del barrio de Apolonia en el que las obras estaban a punto de concluir y que cuenta con todos los permisos municipales. “Hemos perdido más de seis meses pagando alquiler esperando una solución para evitar conflictos con los vecinos y estamos cansados”, aseguró Khayli.