Cómo enamorarse del árabe y de Ceuta desde casa

“Desde pequeño, siempre me ha encantado dibujar, imaginar y crear cosas nuevas”. Así se describe Micaíl Hajjaj, un joven ceutí de 25 años que a pesar de su edad confiesa ser “un loco de las ideas”. Esas ideas comenzaron a dar vueltas en su cabeza y hace cinco años decidió emprender y crear desde cero varios proyectos en los que está inmerso.

“Después de estar varios años emprendiendo proyectos y trabajar en otros, he descubierto que la comunicación y el emprendimiento son cosas que me apasionan”, explica a El Faro. Fue así como se dio cuenta de que el marketing digital y el social media eran sus dos grandes pasiones, algo que ha ido compatibilizando con ser freelance, youtuber e influencer.

Y como la formación es esencial, este chico de la Cuesta Parisiana puso rumbo a Granada con 18 años para estudiar el Grado de Filología Árabe que le permitió enamorarse aún más “de toda la cultura árabe y de una lengua tan rica y diversa” que es a día de hoy la lengua oficial de 22 países en el mundo.

Además, “de forma autodidacta”, estudió un Máster en Marketing Digital y estrategias en Social Media, con el que aprendió las técnicas que ahora aplica para desarrollar y ayudar a varias empresas a lanzar sus proyectos y alcanzar sus objetivos.

Desde que se fue de su Ceuta natal ha ido y vuelto muchas veces, pero como “por desgracia allí no tengo las mismas oportunidades de trabajo ni las empresas son tan conscientes de la necesidad de tener una persona que se encargue del marketing, que gestione las redes sociales o el SEO”, ha establecido su residencia habitual en la capital granadina. Y aunque le gustaría vivir en su ciudad en un futuro de forma ininterrumpida, ahora mismo no se plantea dejar atrás Granada “porque aquí tengo más trabajo”.

Sin embargo, jamás se olvida de Ceuta y cada vez que viene o pasa una temporada aquí hace algo relacionado con su ciudad y con el árabe. De hecho, el pasado sábado publicó su último vídeo en su canal de Youtube con el que lleva cinco años, ‘Árabe con Micaíl: aprender árabe online’.

En este vídeo, ‘Ceuta, mi ciudad natal’, muestra la parte “más desconocida” de la Perla del Mediterráneo. En este proyecto le suelen ayudar sus primos: Omar Hicho, Mohamed Ali y Mohamed Ahmed. “El canal y el artífice de las ideas para hacer un vídeo soy yo o sino mi hermano, pero mis primos siempre me ayudan a grabar, editar e incluso me acompañan y aparecen también en el vídeo. Pero la finalidad de mi canal es enseñar árabe desde cero y de una manera fácil a todas las personas que puedan interesarse y, por supuesto, mostrar la ciudad a todo el mundo porque tenemos seguidores de todos los países del mundo que nos escriben dándonos las gracias”, comentó.

Más allá de la disputa sobre el territorio que pudiera existir con Marruecos, en este clip se muestra la bandera de Ceuta, “las cuatro culturas y religiones tan ricas que hay en la ciudad”, y algunas particularidades sobre la localización estratégica y la historia de los diferentes pueblos que pasaron y dejaron su huella aquí.

Una multiculturalidad que se respira en todos los rincones de Ceuta y que “la recorre por los cuatro costados” y un árabe “muy peculiar” y característico de la ciudad: “El árabe ceutí, muy parecido al dariya que se habla en el norte de Marruecos, pero en el que se introducen palabras del español, por lo que hablamos mitad árabe y mitad español”. En estos dos pilares se sostiene todo el vídeo.

Pero va más allá. En el clip los seguidores de ‘Miki Sadiki’, su marca personal y como le conocen en sus redes sociales, pueden recorrer de su mano los rincones más especiales de la ciudad, una visita turística para conocer Ceuta sin salir de casa. “Este vídeo ha tenido muy buena aceptación. Lo han visto más de 1.500 personas. Y más ahora en esta época con la pandemia que estamos atravesando y en la que mucha gente no se atreve a viajar. Con este pequeño vídeo quizás mucha gente se anime a conocer nuestra ciudad y enamorarse de ella tanto como yo sin salir de casa”, concluye.